¿Qué puede aportar Beauvue al Celta de Vigo?

El Celta de Vigo ha oficializado el fichaje de Claudio Beauvue, atacante del Olympique de Lyon de 27 años. Empezó su carrera profesional en el Troyes. Para llegar a un grande como el Lyon trabajó mucho, haciéndose un nombre en el fútbol galo en un histórico como el Châteauroux, debutando en Ligue1 con el Bastia y destapándose como goleador en el Guingamp bretón.

Beauvue es un atacante muy atlético, con una gran velocidad y un gran salto. Acostumbrado a jugar en equipos humildes está habitúa a ser generoso en la presión. Empezó jugando en banda, donde aprovechaba su velocidad, dando mucha profundidad a sus equipos. Sus registros goleadores en sus inicios nunca fueron destacables, salvo la temporada en National (equivalente a la 2B) donde marcó once goles partiendo desde la banda. Su llegada a Guingamp le valió para darse a conocer en la élite del fútbol francés. Su primer año en Bretaña fue donde dio el salto de calidad. El juego a la contra que hacía el Guingamp le dejaba mucho espacio para correr y desplegar así su mayor virtud, la velocidad. Pero es la temporada pasada donde Beauvue  se destapa como goleador. La venta de Yatabaré hizo que Gouvernnec apostase por el de Guadalupe como delantero centro en un 4-4-2. Diecisiete goles en Ligue1, seis de penalti, y cinco goles en la Europa League demostraban el acierto del entrenador de centrarle su posición que sumaba 27 goles en todas las competiciones. La mayoría de tantos fueron de goleador puro, de un solo toque o de controlar y tirar. No siempre jugó en punta, cuando Gouvernnec reforzaba el centro del campo, Beauvue solía ser uno de los que jugaban en banda en un 4-5-1.

Su fichaje por el Lyon en verano parecía un acierto por parte de la entidad. Pero nunca se adaptó al club del Ródano. Sus diferencias con Fournier y Lacazette fueron incrementando con el tiempo y la relación acabó mal.

¿Que puede aportar Beauvue al Celta?

Ésa es la pregunta que se hacen la mayoría de seguidores gallegos. El perfil de delantero rápido y que dé profundidad en banda no lo tiene el equipo de Berizzo. Quizá eso es lo que busque el entrenador argentino, un jugador en banda derecha que tenga gol y entre desde segunda línea para marcar, como lo hacía Santi Mina la temporada pasada. La duda es cómo Beauvue se desenvolvería ante un rival cerrado que no le deje espacios, ya que técnicamente no es un jugador de muchos recursos, y al Celta en Balaídos los equipos suelen esperarle atrás. La otra opción puede ser lo que probó Berizzo contra el Levante, jugar con un nueve puro, Beauvue o Guidetti, y retrasar a Iago Aspas para la mediapunta o caído en banda.