Labrune pide más ganas a Míchel

La paciencia parece que llega a su fin en las filas del Olympique de Marsella. El presidente del club, Vincent Labrune, ha decidido meter un poco más de presión a su entrenador Míchel para que el equipo mediterráneo pueda conseguir sus objetivos al final de la temporada. El OM se encuentra a seis puntos del descenso y también a seis puntos de Europa. «Necesito que mi entrenado se ponga manos a la obra para permitirnos realizar una buena serie. Cuento con él para movilizar el equipo más que nunca. Es ahora cuando debe demostrar a todo el mundo que es el hombre de la situación. El balance, lo haremos juntos a final de temporada», ha manifestado el dirigente galo. Míchel podría salvar la temporada si se clasifica para la final de la Coupe de France. El próximo 20 de abril tiene un duelo vital contra el Sochaux en semifinales.