Así es Wissam Ben Yedder

Wissam Ben Yedder (Sarcelles, Île de France, 12/08/1990) será el sustituto de Kevin Gameiro en el Sevilla. Desconocido para el público en general, aquí traemos un análisis sobre el atacante francotunecino.

Hasta los 16 años se formó en el fútbol sala, dando el paso al fútbol 11 de la mano del US Saint-Denis, en el que apenas pasó dos temporadas antes de recalar en el UJA Alfortville, en el cual debutó en CFA el año de su 19 aniversario. Apenas doce meses después, el Toulouse estaría firmando al que sería su jugador estrella a corto plazo.

vía sport.gentside.com

Ben Yedder en el UJA Alfortville

Entrando en materia, empezaremos por los puntos débiles de Ben Yedder, que acabamos antes. Ben Yedder no es un jugador que haya nacido para correr hacia atrás. Su contribución defensiva es bastante limitada por no decir casi nula. Lo mismo sucede con su juego aéreo. Todo su peligro viene con el balón a ras de suelo. Por último, a pesar de haberlo ido puliendo con el tiempo, cuenta con un fuerte carácter. Presa de ello ha tenido varios rifi-rafes a la hora de coger un balón en las redes tras marcar contra jugadores como Djilobodji o más recientemente contra Anthony Lopes, guardameta del Lyon, choque del que derivó una tangana. En 2012 fue expulsado de la selección sub21 junto a otros compañeros como Antoine Griezmann por una salida nocturna no autorizada, pero ese tipo de problemas parece que ya los ha dejado atrás a medida que ha ido creciendo.

Por su parte, a pesar de su falta de acierto con la cabeza o su desidia a la hora de bajar, Ben Yedder es uno de los mejores y más completos delanteros en relación calidad-precio existente en el mercado actual. Hay que partir de la base que es un jugador de una tremenda calidad. Posee una exquisita técnica sobre todo para el regate en una baldosa, dados sus inicios en fútbol sala. El Reims (aquí) o el Troyes (aquí) ya se dieron cuenta en su momento. En su amplio repertorio de regates encontraremos fintas, bicicletas, caños, rotos… Además, es un jugador muy veloz y decidido, al que aparte de driblar, igualmente le gusta irrumpir entre los defensas con el balón controlado gracias a su rapidez. Esa misma velocidad le permite ser un atacante perfecto para un juego más al contraataque en partidos donde su equipo está sufriendo, uniendo dicha celeridad para salir con la pelota jugada desde mediocampo con su calidad para bajar melones.

Asimismo, debido a su formación en dicho deporte, Ben Yedder se siente como pez en el agua ante equipos con un sistema defensivo bastante cerrado y es muy hábil para encontrar espacios donde apenas los hay. Dejando a un lado su depurada técnica, también hablamos de un cazagoles. Sabe estar en el momento adecuado en el lugar adecuado donde puede caer el balón tras un rechace o rebote. Ha marcado varios goles de esta manera también.

vía paininthearsenal.com

Ben Yedder celebrando un gol

Siendo un jugador diestro, su juego de zurda es muy bueno, tanto para el disparo como para el pase o el gambeteo. Por ejemplo, este gol contra el Brest (aquí) en el que va recortando desde la derecha hasta clavarla en la portería. Por si esto fuese poco, es un buen lanzador de faltas, tanto por encima de la barrera (aquí), como engañando al equipo contrario (aquí), siendo esta última una de sus múltiples pillerías.

Para finalizar, no debemos dejar a un lado su regularidad y polivalencia: Desde que se hizo con el puesto de titular en el Tefecé, a pesar de sentirse más cómodo como delantero, ha jugado en todas las posiciones posibles del frente ofensivo: Delantero solo, delantero en un esquema de dos puntas, mediapunta o incluso más caído a banda. No obstante, sus cifras goleadoras no se han visto muy alteradas por sus movimientos posicionales, ya que en las últimas cuatro temporadas siempre ha finalizado en la parte alta de la tabla de goleadores marcando 15, 16, 14 y 17 dianas respectivamente.

Sin duda, muy al pesar de los aficionados violetas, el Toulouse y la Ligue 1 en general se le quedan muy pequeños. Ya no se contaba con retenerlo el verano pasado, pero finalmente acabó quedándose en la Ville Rose siendo la pieza clave de la salvación de los sureños en la última jornada. Cosumado su fichaje por el Sevilla, todo un quíntuple campeón de  la UEL / Copa UEFA y participante en la Liga de Campeones, Ben Yedder no defraudará, ya que está totalmente preparado para dar el salto a un gran equipo y una liga mas competitiva como es la española. Esperamos que el bueno de Wissam encandile tanto a la afición de Nervión como lo ha hecho con los amantes de L1 durante su estancia en esta competición.

Resumen

Posición favorita: Delantero centro

Puntos fuertes: Técnica, regate, velocidad, finalización, descaro, juego con ambas piernas.

Puntos débiles: Juego aéreo, irascibilidad, ayudas en defensa.

Veredicto: Apto para el Sevilla y la Liga Española, sin duda.

About author

Riki R.

Graduado superior en Aviación Comercial. Anti fondos de inversión, jeques y magnates: NO AL FOOT BUSINESS. Aficionado del AS Saint-Étienne, miembro de USS. Hamouma es D21S #EnVertEtContreTous

Related Articles