ASSE 2-0 OL: Espejito espejito, ¿quién manda en Rhône-Alpes?

Saint-Etienne's French midfielder Romain Hamouma (L) is congratulated by teamates Saint-Etienne's French midfielder Henri Saivet (up) and Saint-Etienne's French midfielder Vincent Pajot (R) after scoring during the French L1 football match between AS Saint-Etienne and Olympique Lyonnais on February 5, 2017, at Geoffroy Guichard Stadium in Saint-Etienne. / AFP / PHILIPPE DESMAZES (Photo credit should read PHILIPPE DESMAZES/AFP/Getty Images)

Victoria sin paliativos del Saint-Étienne ante un Lyon que no espabiló hasta la segunda mitad, la primera fue un baño considerable. Monnet-Paquet y Hamouma llevaron el éxtasis a la grada. Moulin salvó los muebles tras el descanso. Tolisso y Ghezzal no terminaron el partido por dos acciones más propias de un hospital psiquiátrico que de un campo de fútbol.

 

Derby número 114 entre el Saint-Étienne y el Olympique Lyonnais en el cual los tres puntos quedaron en casa. Les Verts marcaron por primera vez esta Ligue 1 dos goles en la primera parte, que les bastó para vencer a sus eternos rivales. Kevin Monnet-Paquet adelantó a su equipo apenas ocho minutos después del pitido inicial con la colaboración de la defensa Gone. No, esta vez no la lió Tolisso (ya sería la tercera vez en un Derby), sino Mapou el que  envió una pedrada a Mammana que el argentino no pudo controlar. Soderlund robó y dejó para Saivet, que a su vez filtró para KMP que reventó sin piedad con su zurda la portería de Lopes, muy silbado durante todo el encuentro. Tolisso respondió con un cabezazo al larguero, pero el Saint-Étienne dobló la ventaja poco después. Soderlund, el héroe del último Derby en el Guichard, sirvió un perfecto pase entre líneas para Hamouma, que dejó por los suelos a Lopes y a su salida a la desesperada para marcar a puerta vacía con algo de suspense, ya que se le fue largo el control y llegaron dos defensas del OL.

Tifo de los Magic: Espejito espejito, ¿cual es el equipo más odiado de Francia? (En referencia al OL)

ASí se llegó al descanso y las tornas cambiaron en la segunda mitad, el OL buscando más el gol y Sainté esperando contras para la velocidad de sus extremos. Lacazette y Ghezzal pudieron incluso empatar el encuentro pero Moulin se mostró muy seguro. sobre todo en los balones aéreos. En una contra Saivet tuvo la única de su equipo en la segunda mitad, pero su disparo salió desviado. Cuando se entró en el descuento, llegó una de las cosas que no pueden faltar en un Derby: tarjetas rojas. Ghezzal vió su segunda amarilla por una agresión a Lemoine, y el 18 fue también la víctima de una enagenación de Tolisso, que le entró con los dos pies en modo tijera para ver el camino prematuro al vestuario (viaje lleno de gritos y golpes por parte del joven canterano del OL).

(PHILIPPE DESMAZES/AFP/Getty Images)

ASSE y OL siguen quinto y cuarto respectivamente, pero con esta victoria, Les Verts se ponen a un solo punto de Les Gones.

 

error: Content is protected !!