Cuando alguien oye hablar de la ciudad de Cannes lo habitual es que la conozcas sí o sí si te consideras un amante del cine actual. Su espectacular festival aglutina a varios de los mejores actores del mundo y también reúne a las mejores películas de Francia. Pero cuando te preguntas si Cannes tiene equipo de fútbol, lo normal es que digas que nunca has oído hablar de ellos. Y es normal, porque Cannes nunca ha estado en la élite del fútbol mundial.

Lo que pasa es que Cannes siempre ha sido especial para el fútbol francés. ¿A qué Zinedine Zidane y Patrick Vieira si os suenan? Pues bien, Zidane comenzó su carrera en la ciudad de Cannes y Vieira tuvo el mismo privilegio que el mago que en 1998 daría a Francia su primer y único Mundial con dos goles en la final decisivos ante Brasil. Con Vieira, el Cannes ganó su mayor título a nivel global en Francia, y eso que fue un trofeo de Juveniles. Consiguió alzarse en lo más alto de la Coupe Gambardella en 1996. Años después, Jean Fernández lo hizo debutar al igual que con Zidane en el primer equipo del Cannes, y poco después se convertiría en uno de los mejores medio centros de la historia del fútbol francés. Tras esto, nadie volvió a hablar del Cannes nunca más hasta hoy, 11 de Febrero de 2014, donde han forzado una leyenda casi mayor que la de fabricar a dos de los jugadores franceses más importantes de la historia.

Tras ganar la Coupe Gambardella, la cantera del Cannes comenzó a perder fuelle ante las  más poderosas de Francia. Canteras como la del Lyon, Sochaux o Mónaco se alzaban año tras año en la soberanía de los lujosos centros de Formación del país Galo. Cannes perdió glamour y se adentró en una crisis que desestabilizó el club. Los chicos buenos de la zona ya no iban a Cannes a jugar, sino que veían con mejores ojos la opción de jugar en Mónaco, en Niza o en Marsella, los equipos punteros de la Costa Azul. Eso sí, Clichy, Micoud o el mito Keller son los últimos jugadores destacados de su prodigiosa cantera que fue líder hasta principios del siglo XXI.

Tras estar varios años en crisis, el Cannes tuvo que hacer frente la temporada pasada a una deuda que ascendía a los cinco millones de euros. La federación no lo eliminó del mapa gracias a una ayuda de un grupo inversor que pagó todas las deudas y que más adelante, realizaría varias reformas en su cantera que mejoraron por completo la delicada situación que parecía irrevocable meses atrás. En liga, el equipo cosechó una serie de resultados positivos que hicieron soñar a la afición con un retorno a tercera división. Pero lo más sorprendente comenzó a llegar en la Copa, donde se instauró a principios de año en los dieciseisavos de final, tras haber eliminado anteriormente al equipo con más ligas de  Francia, y con dos jugadores menos durante la prórroga (Saint Étienne).

Tras derrotar al Plabénnec, el Cannes se vería las caras con el Montpellier en octavos de final. El equipo de cuarta división nunca ha sobrepasado dicha ronda en su historia, por lo que el mérito sería aún mayor. El Montpellier llegaba de vencer al PSG en la anterior ronda en París y su favoritismo en este partido era extremo, obviamente. Pero lo que no se esperaba el equipo de La Mosson era el de la encerrona local durante los 120 minutos. En un campo deteriorado por la lluvia, la fluidez del juego se complicaba por completo. El Cannes aguantó como ante el Saint Étienne los 90 minutos, y vio su final muy cerca debido a un penalti cometido sobre Niang. El ex del Milán fallaría el penalti y después un mano a mano que pudo dejar sentenciado el partido. Lo que más sorprendió fue el espectacular despliegue físico del jugador de Malí, Ibra M’Boup. Una bestia física impropia de un jugador de cuarta división que le dio la noche al Montpellier. El fabricaría la jugada decisiva en el 118 -Sí, 118- para que Zobiri batiera a Pionnier.

El Cannes se ha metido en los cuartos de final de la Copa de Francia estando en cuarta división francesa, con riesgo de quiebra y jugando un partido con dos jugadores menos ante un equipo de Ligue 1. Sin duda, Zidane y Vieira se tendrán que frotar los ojos cuando vean la emulación que los obreros de Cannes le han brindado esta temporada, como ya hicieran ellos el año pasado.

error: Content is protected !!