Capitán Ibrahimovic al rescate

Tras el 5-0 que le endosó el PSG hace 17 días, el FC Nantes tuvo ayer la posibilidad de revalidarse en la Coupe de Ligue  de los capitalinos. Además, el jugar en la Beaujoire,  daba un rayo de esperanza a Los Canarios de eliminar al todopoderoso equipo de Al-Khelaifi.  Pero, como casi siempre en las citas más importantes apareció Ibrahimovic para acabar con las ilusiones nantesas de meterse diez años después en una final nacional.

Tanto Michel Der Zakarian como Laurent Blanc apenas hicieron modificaciones respecto a lo que nos tienen acostumbrados en Liga. El armenio sacó su 4-2-3-1 de gala, con Veretout y Gakpé titulares como novedades respecto al partido de liga ante el Sochaux. Por el otro lado Blanc, que no pudo contar con Cavani lesionado, puso su 4-3-3 característico con Douchez (portero titular en las Copas) y con Lucas Moura  como  extremo derecho como novedades más salientables. De los fichajes invernales; tanto el recién llegado Shechter por parte de los locales como Cabaye por parte los visitantes partirían desde el banquillo aunque tendrían minutos en la segunda parte.

El partido comenzó de la peor forma para los locales, que se vieron superados desde el primer minuto por el PSG. A los cuatro minutos Lavezzi ya había avisado con un disparo al palo, y, tan sólo un minuto después Ibrahimovic conseguiría hacer el primero. Un fallo de Riou en el despeje en largo permitió al sueco, con un precioso globo al primer toque, adelantar a los parisinos en Bretaña. Este gol tempranero acabó con hundir a los Canarios en la primera parte que se limitaría a defender (por tramos hasta con defensa de cinco),  lo que nos permitió ver a un Verratti de mediocentro en fase de salida y a Thiago Motta como interior izquierdo.  Salvo una acción a balón parado que salvaría el propio mediocampista italiano, no volveríamos a ver a los de Der Zakarian en ataque. El dato relevante de esta primera parte fue que el PSG llegó a tener el 83% de la posesión por tan solo el 17% del Nantes en el minuto 43 de juego.

Ya en la segunda, el PSG bajó revoluciones y cedió dominio en posicional, lo que permitió ver algunas internadas con peligro de sus dos jugadores exteriores Bessat y Gakpé y acercarse con cierto peligro al área de Douchez.  Blanc  lo intentó paliar dando entrada a su fichaje invernal Cabaye y a Ménez (por Verrati y Lavezzi) mientras que Der Zakarian realizaría modificaciones en busca del empate dando entrada a N’Koudou y Shechter (por Bessat y Veretout). Lo lograría en el tramo final del partido, coincidiendo con los primeros minutos del debut del delantero israelí, cuando el lateral Veigneau culminaría una gran acción de Gakpé por derecha para devolver las tablas en el marcador.  Minuto 81 y 1-1, lo que todo nos hacía presagiar una prórroga; pero, nueve minutos después, cerca del tiempo de prolongación, sería otra vez Ibrahimovic el que conseguiría adelantar,  con un potente cabezazo a centro de Lucas  al equipo parisien. Dos goles más en su cuenta para el sueco; 31 en total en 32 partidos con el PSG  esta temporada, lo que lo reafirman sin duda como el mejor delantero centro del panorama mundial. 1-2 que sería el resultado final que campearía en el marcador, lo que propiciaría que el PSG esté en la final de la Copa de la Liga Francesa.

Con esta victoria, el equipo capitalino se asegura la presencia en su quinta final de este torneo; de las cuales salió victorioso en tres (1995, 1998 y 2008) y solo cayó derrotado en una (2000 frente al FC Gueugnon). Su rival será el ganador del Olympique Lyon y el ES Troyes AC.

Por: David Vázquez (@Dav_Vazquez)

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles

error: Content is protected !!