¿Qué significa la Coupe de la Ligue para Emery?

La Coupe de la Ligue no es una competición tan emblemática como la Coupe de France, que precisamente celebra su centenario este año. Pero para Unai Emery, este torneo creado en 1994 e inspirado en el estilo inglés, es su última bala para escapar de la guillotina. Muchos pensarán que es una competición que no vale para nada, y efectivamente, así es. Lo único para lo que vale es para dar una plaza para la Europa League, y evidentemente, para reembolsarse una buena suma de dinero, muy por encima de las primas que se dan en la Coupe de France, organizada por la Federación Francesa.

Pero tal y como ha ido la temporada, quedan tres trofeos que llevarse a las vitrinas. El primero es la Coupe de la Ligue, y la realidad es que su rival, no es el adecuado, pero el suficiente para que una victoria les haga ganar la moral necesaria para enfrentarse a la recta final de liga. Unai Emery llegó para ganar la Liga de Campeones, y tras su debacle ante el Barcelona, ha caído muy por debajo de su homólogo Laurent Blanc. El ex entrenador del PSG, por cierto, uno de los entrenadores que más cobra, y eso que no está ejerciendo, ya tenía encarrilada la Ligue1 a estas alturas de la temporada pasada. El triplete lo consiguió fácil, y en Europa cayó en cuartos de final, ante el Manchester City, demostrando también fragilidad en sus decisiones. Por tanto, si Emery gana este título, no habrá hecho absolutamente nada. Llegar a la altura de Blanc es muy complicado. Básicamente, porque a nivel nacional lo ha ganado todo. Es en Europa donde fracasó, si se puede llamar fracaso…

Ahora bien, si el técnico vasco y su PSG pierden ante el Mónaco, Emery se convertirá en un fiasco, en una decepción y en una mala apuesta del presidente Nasser Al-Khelaifi. El qatarí se está volviendo del estilo de Florentino Pérez, un tipo sin paciencia, y se verá reflejado cuando este verano dé el finiquito a su actual entrenador. Probablemente nadie pueda contemplar que el PSG no gane ningún título esta temporada; sin embargo, hay un rival enfrente que se llama Mónaco, y que está pasando por encima a los capitalinos. Vive en tres competiciones, y se nutre de jóvenes jugadores, sin gastar cantidades estratosféricas de dinero. Que ocurra lo comentado no es tan descabellado, y Unai Emery tiene miedo. De nada sirven las tres Europa League que conquistó con el Sevilla. Ser ganador de torneos menores, no te da derecho a poder ganar tan fácil una Liga de Campeones. La UEFA no es una Champions. Para el Sevilla lo podía ser, pero para el PSG, no. Y la Coupe de la Ligue es un torneo de verano.

Si Emery quiere vender la moto diciendo que es un prestigioso trofeo se equivoca. Busca salida donde no la tiene y la afición parisina, que aparentemente se considera inteligente, sabe lo que se juega si pierden hoy. Ya no valen los ánimos a Emery si fracasan. Se puede tropezar una vez, pero ya dos…Y cuando uno cae desde tan alto, es muy difícil recuperarse. Mucha suerte Unai, que te hará falta.

Tagged with:

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles