Este miércoles ha finalizado la jornada 24 de la Ligue1 con las victorias de los de arriba como son el Niza y el Olympique de Lyon. También hay que sumar la victoria del OM que se jugó a las 21h.

OLYMPIQUE LYONNAIS 4-0 NANCY (Fekir, Valbuena, Memphis, Lacazette)

El OL ha pasado por encima del Nancy en un partido donde el equipo de Pablo Correa parecer haber pagado los platos rotos. Los de Génésio se adelantaron poco después de la media hora de encuentro. Valbuena sacó un gran disparo desde el vértice del área a la escuadra lejana; luego se lesionó a los segundos en la misma acción. Antes del descanso, una gran asistencia de Lacazette servía a Fekir para poner el 2-0. Ya en los últimos 45′, Lacazette hacía de penalti el 3-0 y dejaba el partido sentenciado para el Lyon. A los pocos minutos, Depay se ayudaba de un excelente balón de Gonalons para hacer su primer tanto como jugador gone. A partir de ahí, el partido fue muriendo y Génésio movió fichas pensando en el EAG del sábado.


FC METZ 2-1 DIJON FCO (I.Sarr, Diabaté pti / Varrault)

Sigue la buena dinámica del Metz de Hinschberger. El conjunto messin se adelantó en la segunda parte puesto que la primera mitad no dejó apenas nada. Abeïd se retiró lesionado dejando un hueco importante en la medular de Dall’Oglio. Ismaila Sarr puso el 1-0 después de definir con la derecha ante la salida de Reynet. Minutos después, Diabaté ponía de cara el choque transformando un penalti. Sin embargo, en la recta final, Varrault cabeceaba un córner y daba emoción al partido en sus últimos coletazos. Total, el Metz acabó dejando los tres puntos en casa y alejaba el descenso dejando en problemas al DFCO, que es 17º.


SCO ANGERS 0-0 STADE RENNAIS

Resultado gafas en un partido en el que hubo alguna ocasión que otra pero nada de puntería. Ndoye fue el primero en intentarlo con un cabezazo, pero Costil despejó a córner. Gourcuff respondió pero su disparo fue desviado por Traoré. El Angers buscaba más el gol ya que está más necesitado de puntos, y Diedhiou probó a Costil de nuevo con un zurdazo que desvió el guardameta a saque de esquina, aunque el árbitro dio puerta. Giovanni Sio tuvo la primera clara de su equipo con un lanzamiento directo de falta que Michel despejó tras una buena reacción, ya que le había pillado a contrapié. Baal salió prematuramente del campo por una entrada a destiempo a Pepe, pero no pudo aprovechar el equipo de Moulin la superioridad numérica de los últimos minutos para llevarse el gato al agua, mal negocio para los Angevins que siguen en descenso y dominaron el partido.


FC LORIENT 1-1 TOULOUSE (S.Marveaux / Delort)

Reparto de puntos en el Moustoir que sigue dejando al Lorient colista. Los bretones desaprovecharon una buena oportunidad para encadenar dos victorias consecutivas. Por su parte, el Toulouse se queda en mitad de la tabla, lejos de todo. La primera parte fue de color violeta. Los de Dupraz replegaban y elegían donde salir a presionar, fue así el gol, recuperación rápida y Delort al espacio gana la carrera a los centrales y de tiro cruzado batía a Lecomte. Jugó con fuego el Lorient después del gol, ya que se volcó demasiado y dejó muchos espacios atrás. Pero como es habitual en el Moustoir la vuelta del vestuario le sentó muy bien a los de Casoni, que veían como a los 15′ empataba Marveaux tras combinación de Waris y Aliadière. A partir del gol el juego fue más pausado y el Lorient lo intentaba a su ritmo, pero se encontró con un gran Lafont.


OGC NIZA 1-0 AS SAINT-ÉTIENNE (Cyprien)

Los de Favre siguen en la lucha por el título tras romper la racha de victorias consecutivas del Saint-Étienne. Un tempranero golazo de Cyprien brindó los tres puntos a la hinchada local que presenció el partido. Tras una combinación por banda izquierda, Pléa cede un balón medio en bote para Cyprien, que engancha un disparo de primeras con toda la potencia del mundo que se cuela por la escuadra de un Moulin que nada pudo hacer. Lejos de reaccionar, el ASSE siguió recibiendo ocasiones, Pléa tuvo la más clara para doblar la ventaja. Les Verts pudieron aprovecharse de un penalty que pitó Delerue por «manos! de Dalbert, pero rectificó en última instancia gracias a su asistente, que afirmó que el balón había rebotado en su cara, como así ocurrió. En la segunda mitad, el equipo Favre se cerró bien y el Saint-Étienne se perdió un poco en esa maraña defensiva, que salió a la contra y tuvo dos ocasiones claras, las mismas que los visitantes (en las botas de Roux), pero ninguno logró mover el 1-0 con el que comenzó la segunda parte.

error: Content is protected !!