PSG 3-0 ASSE: Neymar y compañía rompen la racha de Óscar

Dignísima imagen del Saint-Étienne ante el todopoderoso Paris Saint-Germain. Emery se acabó llevando el duelo de entrenadores españoles frente a Óscar García. Yuri Berchiche debutó en partido oficial con los locales

Ambos equipos llegaban con nueve de nueve en el casillero y, como tal, el Saint-Étienne trató de tú a tú al Paris-SG los primeros dos tercios de partido. Aunque Óscar salió con un planteamiento más defensivo de lo que nos tiene habituados, Les Verts no tenían colocado el autobús ni mucho menos, e intentaban aprovechar los espacios que dejaban los parisinos a la contra con la velocidad de Bamba y Hamouma. El primer gol llegó en la primera ocasión clara del partido. A los 20 minutos, Cavani se tiró al suelo como si Janko le hubiese segado, pero nada más le rozó con el brazo izquierdo. Turpin picó y el uruguayo estableció el 1-0 desde los once metros. Ruffier acertó el lado, pero el penal iba lanzado con fuerza.

Los capitalinos echaron demasiado en falta a Verratti los primeros 45 minutos como catalizador del juego. Bamba, en un mano a mano, y Maiga con un disparo lejano tuvieron en sus botas el empate, pero ambos marfileños erraron sus ocasiones. Llegamos al descanso con el PSG sin hacer mucho más y con Neymar y Cavani más tiempo en el suelo protestando que intentando buscar el segundo, pero aun así, el PSG vencía al intervalo.

Al poco de regresar al campo, Thiago Motta dobló la ventaja con un disparo desde muy cerca después de un balón suelto tras un libre indirecto para su equipo. De ahí en adelante, apenas Lo Celso volvió a poner en serios apuros a Ruffier. El PSG dominó más la pelota y el juego, pero apenas cuadraron más disparos entre palos. Prácticamente hasta el minuto 80, el PSG siguió dedicándose a llorar más que a jugar, a pesar de que hubo algún penalty más claro en su área del que le pitaron a Cavani que Turpin obvió. El Saint-Étienne, por su parte, buscando tocar pero haciendo daño a la contra, hasta que tiró la toalla al ecuador de esta segunda mitad. Bamba volvió a tener un mano a mano que Areola despejó. Neymar y Motta se hicieron alérgicos a las tarjetas amarillas. Cavani marcó su segundo gol de la noche tras un centro raso con el partido agonizando en lo que fue un castigo excesivo para los pupilos de Óscar, que pueden regresar a Rhône-Alpes con la cabeza alta.

 

*Créditos imagen portada: FRANCK FIFE/AFP/Getty Images

About author

Riki R.

Graduado superior en Aviación Comercial. Anti fondos de inversión, jeques y magnates: NO AL FOOT BUSINESS. Aficionado del AS Saint-Étienne, miembro de USS. Hamouma es D21S #EnVertEtContreTous

Related Articles