Di María en Old Trafford: pitos, insultos, golpes y una cerveza

Ángel Di María regresaba a la que fue su casa durante una temporada. Tras su salida del Real Madrid, después de ganar una Liga de Campeones, el argentino fichó por el Manchester United. Aquel pasó durante la 2014-2015 no dejó buen sabor de boca al jugador, quien fichó por el Paris Saint-Germain.

Este martes, Old Trafford no paró de criticar al futbolista. Pitos, insultos, lanzamientos de objetos, aún así, Di María se sentía en su salsa, crecido ante la hostilidad de los aficionados ingleses, únicamente callados por 3.000 parisinos. Tuvo que aguantar que Ashley Young le tirase fuera del campo y se golpease contra la valla.

Sin embargo, a pesar de todo eso, el argentino fue decisivo en la victoria de su equipo. Dos asistencias, una para Kimpembe, y otra para Mbappé, hicieron explotar el «Teatro de los Sueños». Incluso, en uno de ellos, Di María aprovechó también para dirigirse al público con improperios. La venganza se había servido, pero la imagen del partido fue cuando, una botella de cerveza fue lanzada hacia él en el momento de sacar un córner. «El fideo» la cogió y se la acercó a la boca como símbolo de estar bebiéndola. Más tarde sería sustituido bajo una sonora pitada y bajo el aliento de sus hinchas parisinos. «La verdad es que ha sido difícil desde el primer minuto, es lo que yo sabía que iba a pasar. Lo había dicho ya antes del encuentro, no he hablado mal de los aficionados, solo tuve problemas con el entrenador aquí. Ellos se lo han tomado mal», comenta Di María en ESPN.

Ahora queda el partido de vuelta en el Parc des Princes. El resultado de 0-2 da bastante tranquilidad a los parisinos, aunque no se pueden relajar. Al menos, el clima hostil vivido en Old Trafford en el feudo de la capital gala no ocurrirá.

error: Content is protected !!