Dimitri Rybolovlev, en el punto de mira de la justicia

El propietario del AS Mónaco, el ruso Dimitri Rybolovlev, fue detenido el martes por sospechas de “corrupción”, “intercambio de influencias y activos”.

Esta una nueva etapa en la crisis institucional que vive el club del Principado. Horas antes de ser humillado 0-4 en casa ante el Club Brugge KV, Dimitri Rybolovlev, fue puesto bajo custodia el martes por la mañana, por lo cual no pudo estar presente por la noche en el estadio Louis II. Otros protagonistas también fueron detenidos en el mismo caso judicial. Su espectacular villa, “La Belle Epoque” fue allanada por la mañana. Otras búsquedas se llevaron a cabo durante todo el día de ayer.

El empresario ruso se encuentra en el centro de una información judicial abierta hace un año por el Fiscal General de Mónaco para aclarar si existe o no una red secreta que trabaja para el antiguo oligarca ruso que lucha contra justicia local. Un caso a veces llamado “Monacogate”. La investigación abordó los hechos de corrupción, comercio activo y pasivo en influencia y complicidad en estos delitos.

En el caso de fraude que le opone al comerciante de arte suizo Yves Bouvier, Dimitri Rybolovlev habría recibido un trato preferencial por parte de las autoridades judiciales monegascas, como ya había revelado el diario Le Monde. Este último tuvo acceso a cientos de SMS intercambiados entre el séquito del propietario del Mónaco y los jefes de la policía judicial local o el Ministro de Justicia del Principado, Philippe Narmino, quien ha renunciado con toda tranquilidad a su cargo hace unos meses.

About author

Xavi Z.

Experto del fútbol de la Costa Azul

Related Articles