fourfourtwo.com

El equipo verde vuelve a la senda del triunfo tres semanas después de su última victoria. Lo hizo ante un Bastia que se queda en mitad de la tabla con 36 puntos, ni frío ni calor. Por su parte, el Saint-Étienne suma 45 y dormirá en puestos de clasificación al Play-Off de Champions League, empatado a puntos con un Lille que cierra mañana la jornada recibiendo en el Pierre-Mauroy al eterno rival del ASSE, el OL.

fourfourtwo.com
Foto vía fourfourtwo.com

Empezó dominando el equipo visitante, que volvió al 4-2-3-1 con Cohade en la mediapunta (Corgnet se lesionó entre semana y tiene para veinte días), y la sorpresa en la alineación, Mollo de extremo, sustituyendo en el once titular a un Hamouma que quizá esté en su peor momento de la temporada. El propio Mollo tendría la primera ocasión a los tres minutos con una semi volea que rechazó Krasic en tareas defensivas a corner. Los corsos no pudieron contar en este partido con Romaric, sancionado, ni con los lesionados Landreau, Ba, Ciani y Palmieri.

La única llegada con algo de peligro de los isleños fue a los 10 minutos, con un tiro de Khazri que rebota en un defensa y le queda a Djibril Cissé, cuyo cabezazo salió muy alto. No habría muchas mas oportunidades en esta primera parte, hasta el minuto 33, cuando el balón se alojaría el las redes del Bastia por primera vez en la noche. Tabanou se disfrazó de Lionel Messi y regateó a dos rivales en una baldosa. Incapaz de superar a un tercero que envió la pelota a corner. Mollo la puso desde la esquina al primer palo, prolonga un jugador verde, se la come Modesto y Brandao, el más listo de la clase, remata a gol con su pierna mala, la diestra. Cuarto gol en lo que va de temporada del veterano atacante brasileiro, que marca por segunda jornada consecutiva tras el gol sobre la bocina frente al OM el domingo pasado.

Al borde del descanso llegamos al susto del partido. Mollo bota una falta desde el costado izquierdo, y el capitán Loic Perrin, en un intento de rematar, golpea de forma involuntaria en la cara con los tacos al guardameta Jean Louis Leca. Acabó con tarjeta amarilla para Perrin y sin consecuencias para el portero.

Así se llegaría al entretiempo de una primera parte dominada por Les Verts, donde Benoit Tremoulinas dejó muy buen sabor de boca en sus constantes subidas y bajadas por el flanco zurdo.

lefigaro.fr
El fichaje invernal Tremoulinas fue un puñal por banda izquierda

En el descanso entrarían al campo por parte del Bastia sus dos ex ASSE, el delantero Ilan Araujo y el antiguo capitán Julien Sablé.

Al comienzo de la segunda parte, hubo dos ocasiones claras también para el Saint-Étienne. Nada más comenzar, un centro de Clerc iba a ser presumiblemente rematado por Brandao, pero Squillaci, muy atento y expeditivo le rebañó la pelota. Solamente cinco minutos después, una extraordinaria finta dentro del área de Yohan Mollo zafándose de dos centrales sirvió para que el ex Granada se plantase solo ante el portero, pero disparó al muñeco.

De ahí en adelante las oportunidades serían para el conjunto local. Muy activo estuvo el tunecino Wahbi Khazri, ya que suyas serían las tres jugadas más peligrosas de su equipo. En el minuto 60’, un golpe franco directo suyo muy bien ejecutado se encontró con una también excelente estirada de Stephane Ruffier. El arquero vascofrancés chaparía un tiro cruzado del internacional tunecino cinco minutos después. Khazri no engancharía bien un centro de Ryad Boudebouz desde la derecha y su defectuoso remate fue despejado fácilmente.

Se temía el Sainté que el partido acabase como el de la primera vuelta, un encuentro que tenían prácticamente en el bolsillo tras el 2-0 (con golazos de Tabanou y Diomandé) con el que se llegó al minuto 87’, pero sendos remates de Bruno y Modesto (éste en fuera de juego) en el añadido dejaron el partido en tablas. No obstante, en el minuto 90’, el defensor Fethi Harek rompió una de las normas básicas de los defensas: Nunca debes ceder el balón a tu portero con una trayectoria hacia portería. Su cesión pilló a Leca lejos de los palos y el balón se coló mansamente en las redes. 2-0 y partido finiquitado, un partido marcado por la vuelta de Guilavogui a los terrenos de juego con la camiseta del ASSE.

 Ficha del partido

SC Bastia (4-2-3-1): Leca – Diakité, Squillaci, Modesto, Harek – Cahuzac (Ilan), Yatabaré (Bruno) – Krasic (Sablé), Boudebouz, Khazri – Cissé

AS Saint-Étienne (4-2-3-1): Ruffier – Clerc, Sall, Perrin, Tremoulinas – Clement, Lemoine (Guilavogui) – Tabanou, Cohade, Mollo (Hamouma) – Brandao

Goles: 0-1 33’ Brandao, 0-2 90’ Harek (propia puerta)

Árbitro: S. Lannoy. Amarillas: 41’ Perrin 45’ Boudebouz 79’ Diakité. Sin expulsiones.

error: Content is protected !!