El Valenciennes enciende las llamas del infierno

Entramos en la recta final de la Liga y suenan ya tambores de guerra por doquier. Pero si en algún lugar se nota sobremanera la tensión es en la zona baja, esa zona fronteriza entre la gloria de la máxima categoría y las llamas del infierno.  Para los conjuntos que habitan esa región caliente de la tabla cada partido se convierte en una final, y la mezcla de ilusión y miedo atenaza las piernas y colapsa la mente.

En los partidos que enfrentan a dos equipos en esta situación los noventa minutos adquieren tintes trágicos, propios de las mejores novelas dramáticas. Hoy se vieron las caras en el Parc des Sports d’Annecy los inquilinos de las dos posiciones que marcan el límite. Un Evian decimoséptimo recibía, con un colchón de cinco puntos, al Valenciennes. En estos choques el local suele empezar con ilusión mientras el visitante se ve acorralado por sus propios temores, y este no fue la excepción.

Buen inicio del Evian, que quiso hacer del cuero su mejor arma ante un rival que cerraba espacios. Bérigaud tuvo la más clara -y prácticamente la única- ocasión de los locales en la primera, pero su remate lo sacó Novaes con la punta de los dedos. Poco a poco la falta de ocasiones fue haciendo que el Valenciennes se encontrase más cómodo, atreviéndose a asomar la cabeza de vez en cuando por las cercanías del área de Hansen. Siempre con balones largos buscando a Waris, el hombre sin duda más en forma de los de Jacobs. Un par de acciones en las que el guardameta danés tuvo que salir para evitar el mano a mano hicieron que el miedo fuese cambiando de bando.

Esto llevó a una fase en la que nadie arriesgaba. Centrocampismo insulso que duró hasta el descanso y siguió tras el mismo, tan sólo roto por algunos centros al área en jugadas a balón parado. Justo cumplida la hora de juego llegó el golpe. Como no, de Waris. Hansen logró sacar el primer remate con una gran parada pero nada pudo hacer con el segundo. A los de Dupraz no les quedaba más remedio que soltarse, dos puntos es una distancia demasiado corta con el infierno como para conformarse. Pero la necesidad apretaba por igual a ambos equipos y la defensa del Valenciennes estuvo tremendamente solvente.

Sólo en una ocasión, tras un tremendo error de Ciss, llegó el peligro a la meta de Novaes. Pero Benezet resolvió mal mandando al limbo la mejor oportunidad de la igualada. A medida que se acercaba el final el Evian se iba arriba con todo mientras el Valenciennes sufría para cerrar cualquier vía hacia su puerta y buscaba matar a la contra. Pero ni uno ni otro. Al final los tres puntos volaron del Parc des Sports d’Annecy, dejando la lucha por la salvación abierta.

Rennes y Nantes, en problemas

El Nantes suma 5 puntos en las últimas 13 jornadas, y ha pasado de luchar por entrar en Europa a estar 3 puntos por encima del Evian. Hoy no pasó del 0-0 en su visita a un Lille que sigue irreconocible respecto a la primera vuelta. En una situación aún más complicada, con 2 puntos menos que Les Canaries, se encuentra un Rennes que ha perdido 2-3 con el Toulouse.

error: Content is protected !!