Francia en los Mundiales: Sudáfrica 2010

Tras el esperpéntico fracaso cosechado en la Eurocopa de 2008, Raymond Domenech seguiría al frente como seleccionador del combinado galo para el Mundial de Sudáfrica 2010.

El juego rácano y simplón que desarrolló durante la fase de clasificación para la cita, supuso sufrir hasta el último momento para lograr el ansiado puesto en Sudáfrica.

La segunda posición conseguida en esta fase les llevaría a jugar la repesca ante la selección de Irlanda. Serbia había logrado la clasificación directa por un único punto de ventaja sobre Francia.

El partido frente a la República de Irlanda fue uno de los más polémicos que ha vivido Francia. Tras haber derrotado en Croke Park a Irlanda, con un gol de Nicolas Anelka, estos dos conjuntos se volverían a ver las caras en Saint-Denis cuatro días después.

El gol de Robbie Keane en el minuto 33 de juego ponía la eliminatoria en empate, lo que nos llevaría directamente a la prórroga. La polémica estuvo servida cuando en el minuto 103 Thierry Henry, tras una falta lanzada por Malouda, se ayuda de la mano para controlar el balón y dejar a Gallas batir la meta irlandesa. Las críticas llovieron a mansalva, pero Francia estaría en el Mundial de Sudáfrica.

Después de unos partidos de preparación desastrosos, en los que únicamente logran una victoria frente a Costa Rica, los galos se plantaban en el sur de África con muchísimas dudas.

Situados en el grupo A con México, Uruguay y la anfitriona Sudáfrica, los de Domenech volvieron a revivir los fantasmas del pasado Mundial de Corea del Sur y Japón.

Alojados en el hotel más caro de toda la competición, las polémicas empezaron a fraguarse  por las críticas de la prensa ante este hecho. Además, muchos entrenamientos fueron efectuados a puerta cerrada lo que propició un ambiente aún más tenso entre los aficionados y el equipo.

Tras el empate a cero en el primer partido frente a Uruguay, Francia se vería las caras frente a México. La debacle llegaría tras caer por 2-o, sin embargo, en el plano extradeportivo se desató la polémica tras los insultos que, según L’equipe, Nicolas Anelka habría proferido a su entrenador. Este hecho motivó a los dirigentes franceses a excluir a Anelka de la convocatoria, lo que propició la huelga de los jugadores en el entrenamiento para apoyar a su compañero.

Pero la gota que colmó el vaso fue la discusión de Patrice Évra con el preparador físico Robert Duverne delante de un grupo de periodistas. La derrota ante Sudáfrica por 2-1 y todo este cúmulo de historias significó la dimisión del Presidente de la Federación Francesa, Jean-Pierre Escalettes, la marcha de Raymond Domenech y una crispación total en la mayor parte de los jugadores.

La Comisión de Disciplina de la FFF, sancionaría a Nicolas Anelka con 18 partidos, a Évra con 5, a Ribéry con 3 y a Toulalan con 1, todos ellos involucrados en el lo que se conoce como el Motín de Knysna.

En el plano deportivo, poco más se puede añadir, una auténtica decepción en lo que se considera como una vergüenza de Mundial. Menos mal que ha día de hoy podemos hablar de fútbol y no de temas sensacionalistas.

Once de Francia contra Uruguay
Once de Francia contra Uruguay

Alineación:

Portero: Hugo LLoris (Lyon)

Defensas: Éric Abidal (Barcelona), Bacary Sagna (Arsenal), Patrice Évra (Manchester United), William Gallas (Arsenal)

Medios: Abou Diaby (Arsenal), Florent Malouda (Chelsea), André-Pierre Gignac (Toulouse), Franck Ribéry (Bayern Munich), Jéremy Toulalan (Lyon)

Delanteros: Thierry Henry (Barcelona)