Francia dice adiós al Mundial Femenino culpando a los árbitros

Mundial femenino Francia

Se acabó el sueño del Mundial femenino. Francia cayó derrotada ante la poderosa Estados Unidos este viernes en el Parc des Princes por 1-2. Una enorme decepción para un equipo que creía firmemente en poder dar la sorpresa y entregar a todo un país la Copa del Mundo. La seleccionadora Corinne Diacre tuvo que consolar a las suyas, quienes, con lágrimas en los ojos, no entendían cómo la suerte no se puso de su parte.

«Es la ley del deporte. Esto es así. A veces, nos sonríe. Esta noche, no lo ha querido hacer. Hay que levantar la cabeza. Esta noche, podéis salir con la cabeza bien alta. Id a darle las gracias a vuestro público», concluía la seleccionador gala, quien luego habló en rueda de prensa: «Hemos visto esta noche, que a pesar de todo, no estábamos tan lejos de los Estados Unidos. Hace algunos años que estoy en este mundo y nunca he visto a los Estados Unidos acabar con cinco atrás. Nunca. Esto es un signo, pero no ha sido suficiente esta noche».

Delante de 40.000 personas, el combinado galo ha tenido que decir adiós a su gran cita mundialista, al igual que los Juegos Olímpicos. «Es duro ya que es una doble pena, tampoco iremos a los Juegos Olímpicos. Las americanas han tenido dos penaltis generosos en el partido anterior y desde el inicio del campeonato, ha habido algunas manos que no han sido pitadas», dice la defensa Wendie Renard.

La falta de Griedge Mbock derivó en el gol de Megan Rapinoe, algo que considera Amandine Henry, la autora del gol de octavos ante Brasil, una falta de experiencia. Al igual que el penalti no pitado a favor de las francesas. Estos han sido los dos puntos negativos que las galas consideran que les han llevado a la eliminación del campeonato. Ahora hay que levantar la cabeza y aplaudir el buen Mundial Femenino que ha hecho Francia.

error: Content is protected !!