Francis Gillot abandona el Girondins

Ayer fue el último partido de Francis Gillot en lo que ha sido su casa durante estos últimos tres años. Así lo confirmaba el propio técnico del Girondins en rueda de prensa tras el empate cosechado ante el Olympique de Marsella.

“Hemos dado lo máximo aunque no hayamos conseguido el éxito en este año. Tres temporadas, un buen tiempo, en el que podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, espero que el próximo entrenador lo hago mejor. Estamos felices de marcharnos dejando una buena relación tanto con los aficionados, los dirigentes, las personas del club, y esto es bastante raro. Se habla de Zidane  aquí en Bordeaux y cuando se habla de Zidane, nos referimos a una persona reconocida mundialmente, por lo que el puesto que yo tenía era verdaderamente importante”. Así, narraba su salida el entrenador.

El juego del equipo no ha sido muy vistoso durante estos últimos tres años. A pesar de ello, los resultados han sido más que aceptables. Sin embargo, lo que hay que alabar es el trabajo que ha hecho el técnico de 54 años con lo poco que tenía y eso los aficionados los saben. Ayer en el Chaban-Delmas se pudo leer una pancarta de homenaje: “Gillot: tu respeto, tu trabajo, no los olvidaremos nunca”. Bonita mención por tanto.

El contrato de Gillot acababa en junio de 2015 pero contaba con una cláusula que le permitía abandonar el club este verano. Su destino podría ser Qatar, una aventura distinta para el ex técnico de Lens, Sochaux y ahora Bordeaux, quien deja en sus vitrinas un título de Copa de Francia.

Con la confirmación oficial de un secreto a voces, se abre la veda de la búsqueda del nuevo entrenador. Zinedine Zidane parece que lo tiene prácticamente hecho con los “Marine et Blanc”, pero otros entrenadores están al acecho, véase el caso de Willy Sagnol o Christian Gourcuff.

About author

Jaime Bonnail

Soy periodista o al menos se intenta. Mi ADN es francés por culpa de mi tatarabuelo, dos años en París en la adolescencia me hicieron amar este fútbol tras ver jugar a Rigobert Song en el Lens. Estoy más perdido que un canario en la Beaujoire.

Related Articles