Gelson Martins se ha convertido en el predilecto del Louis II

Desde que llegó del Atlético en enero, Gelson Martins ha sido frecuentemente decisivo, desempeñando un papel importante en el juego monegasco.

Durante cinco largos meses, el equipo del Principado quedó atrapado en las profundidades de la clasificación de la Ligue 1. Derrotas tras derrotas, la formación rojiblanca se hundió en una crisis. Ninguna envidia ni ganas en el juego, todo apuntaba a que el club de Rybolovlev volvería a la Ligue 2, nivel que ocupaba cuando justamente los rusos llegaron a cargo del club.

Los monegascos, sin embargo, lograron frenar la caída, al precio de radicales decisiones durante el mes de enero. Leonardo Jardim fue llamado personalmente por el presidente Rybolovlev en lugar de Thierry Henry y protagonizaron un mercado invernal de fichajes en el cual el presidente rojiblanco dio su acuerdo a todos los deseos del técnico luso.

Y de todos estos elementos que llegaron a mitad de temporada, el que más ha tenido influencia en el juego ha sido indiscutiblemente Gelson Martins, el extremo portugués arrebatado del Atlético de Madrid.

Desde que hizo su debut en la semifinal de la Copa de la Liga contra Guingamp, no ha dejado de seducir y alinear las buenas actuaciones. En el Louis II, ya se encuentra como un pez en el agua y los aficionados del Mónaco están felices de poder contar con un refuerzo fiable, con ganas, técnica y eficacia. Hizo dos asistencias en su primer partido y otra en la victoria contra el Toulouse. El primer éxito del club del Principado de la temporada en casa. Su primer gol en la Liga francesa llegó la semana siguiente ante el Montpellier. Y, durante este encuentro, también estuvo detrás de la exitosa realización de Radamel Falcao. Y, Martins no se detuvo allí. El fin de semana pasado, fue él quien marcó el gol que hizo la diferencia en el éxito contra Nantes.

Gelson Martins no es el único en procurar de nuevo alegría en Mónaco, pero es cierto que sin él, la formación de Leonardo Jardim no habría pasado de 19° a 16° en la clasificación. De hecho, la confianza estará presente el domingo para el partido contra el Olympique Lyonnais.

Al igual que su club actual, Martins tuvo problemas durante la primera mitad de la temporada tanto con el Sporting que con el Atlético de Madrid. Diego Simeone no le mostró una confianza absoluta, mientras que él había hecho todo lo posible para firmarlo.

Martins jugó sólo 12 encuentros con los españoles, y sobre todo como sustituto. Y lo que mostró con la cqmiseta rojiblanca no justificaba su precio.

Un nuevo comienzo era inevitable para aquellos que soñaban con seguir los pasos de Luis Figo y Cristiano Ronaldo, las otras glorias anteriores del Sporting. El Mónaco aprovechó la ocasión. En la Roca, el centrocampista luso dejó su huella rápidamente y mostró un deseo real de distinguirse y mostrar de lo que era capaz.

«Conocía el club y algunos jugadores que jugaban allí y eso me ayudó en mi integración, dijo. Y la situación en la que estaba ubicado el club fue una motivación extra para mí. Llegué con el deseo de ayudar al equipo a sobrevivir, y espero que en los próximos partidos podamos librarnos de nuestra posición».

La única preocupación que el Mónaco puede tener con él es si podrá mantener al jugador el próximo verano. De hecho, en Mónaco, los aficionados lo han adoptado enseguida, cosa que no sucedió desde un cierto Bernardo Silva.

About author

Xavi Z.

Experto del fútbol de la Costa Azul

Related Articles