Girondins 2-1 Mónaco: Benaglio evitó un resultado mayor

En un inicio bastante movido, el Bordeaux puso en aprietos al Mónaco desde el primer minuto, pues obligó a Benaglio a tener que meter la primera mano del encuentro. Más tarde se encargó Lopes de hacer estirarse a Costil para evitar el tanto monegasco. Buena mano abajo del capitán girondino. Sin duda, la ocasión más clara la tuvo Samuel Kalu, quien hacía su primera titularidad en Ligue 1 como sustituto de Malcom. El extremo nigeriano ganó una carrera a Grandsir, quien se frenó en defensa dejando el balón suelto, pero el ex del Gent estrelló la pelota en el poste. Tras ello, el Mónaco tomó la supremacía y se acercó lentamente al área del Girondins por medio de Aholou y Tielemans; no tuvieron fortuna de cara a puerta. Con una primera parte que tuvo ocasiones pero fue poco vistosa, se llegó al descanso.

En los segundos 45 minutos, el choque empezó con morbo. A los tres minutos de reanudación, Jemerson cometió penalti y Kamano se encargó de engañar a Benaglio y hacer el 1-0. De nuevo Kamano dispuso de una ocasión para ampliar el marcador, pero Benaglio sacó el pie y evitó el segundo. Los graves errores atrás estuvieron penalizando al Mónaco, quien está falto de refuerzos defensivos. Pasada la hora de encuentro, y cinco minutos después de entrar al césped, Pellegri encontró la red de Costil con un disparo cruzado tras ganar el balón a Kounde. El delantero italiano, ex del Genoa, ha empezado con ganas la nueva campaña tras dejar atrás las lesiones. En la recta final, Benaglio derribó a Sankharé y Turpin señaló penalti. Kalu se encargó de lanzar pero el portero suizo le detuvo la pena máxima. Partido mayúsculo del ex internacional por Suiza. En el descuento, una dejada de Sankharé en la frontal sirvió a Kamano para marcar con un precioso disparo con rosca al poste largo. Primera victoria del Girondins en esta Ligue 1.