El retorno del rey

Josuha Guilavogui no se podía imaginar hace unos meses que un 22 de Febrero iba a estar jugando con el Saint Étienne. El medio centro de 22 años dejó el club verde el pasado verano para adentrarse en el ambicioso y duro proyecto del Atlético de Madrid, que había cerrado el fichaje de Capoue semanas antes pero que por culpa de una oferta superior del Tottenham la operación no cuajó del todo. Entonces, el Atlético pagó al Saint Étienne diez millones por Guilavogui y el francés llegó como una promesa emergente del fútbol galo, tras debutar con la absoluta francesa en un amistoso ante Brasil en el mes de Mayo. Guilavogui sabía que en un año de Mundial en un equipo al que aspira a casi todo como es el Atlético de Madrid, las oportunidades de ir a Brasil eran mayores. Pero los sueños de  Guilavogui se esfumaron en dos meses, ya que no tuvo casi protagonismo con Simeone, que sólo le utilizó de titular en la Copa del Rey.

Josuha pidió al Atlético que lo cediera al Saint Étienne para mejorar y para tener opciones de ir al Mundial. El club colchonero accedió a cederlo en el último día de mercado hasta final de temporada sin opción de compra y tras varias semanas de tránsfers y demás, el Saint Étienne lo convocó para el partido ante el Bastia. Guilavogui no salió de inicio pero en el minuto 68′, Galtier le dio entrada para que sustituyera a Lemoine. Sorprendentemente, no actuó de pivote puro como hiciera la mayoría de las veces en la temporada pasada, jugó por delante de Clément y a la altura de Cohade en una especie de 4-3-3. Y no lo hizo mal, es más, tuvo varias ocasiones de llegada e incluso pudo marcar con un latigazo en el minuto 70′ que salió bastante centrado. Guilavogui también se situó por delante de Clément en líneas de presión, y siempre fue un comodín a la hora de sacar la pelota generando superioridad con sus desmarques. Hay que estar atentos a su evolución en los próximos partidos, pero tras lo visto hoy, veremos si Galtier lo coloca más adelantado que Clément o por el contrario le sitúa de pivote defensivo, la posición natural de él. Hoy, debutó con muy buenas sensaciones y demostrando que todavía le queda mucho fútbol.

About author

Andrés Onrubia

Nací el mismo año que Francia ganó su único Mundial. Casualidad o no, su fútbol es el que más me estimula y el que más me gusta. Creé Fútbol desde Francia para animar a ver el fútbol francés a la gente que sólo conoce el fútbol francés por Zidane. Amante de la música, del deporte en general y fan absoluto de Brandao.

Related Articles