¿Hasta dónde puede llegar esta selección de Francia?

Tras haber ganado el Mundial, muchos franceses deben respirar tranquilos. Los menores de 20 años ya han podido ver a Francia levantar una Copa del Mundo. A muchos de ellos se lo habían contado o habían visto imágenes, pero no sabían lo que era saborear un título así. ¿Y ahora qué? Esta generación vencedora en Rusia parece que no tiene fecha de caducidad, al menos mientras un jugador llamado Kylian Mbappé esté en activo, y pueden ser 15 años más de gloria. Si el jugador del PSG tiene 19 ahora mismo, con ese físico puede dar muchas más alegrías a Francia. Sin embargo, a su lado ha de tener un equipo para ello.

Esta selección ha sido una mezcla de veteranía y juventud. En la portería, el capitán Hugo Lloris, a pesar de sus 32 años, parece que tiene carrete para rato, y más en un portero. No sería de extrañar verle en Qatar. Más si cabe, cuando Areola no tiene la garantía de ser el guardameta titular en un combinado de este nivel. Aún así, la portería debe empezarse a entrenar. Lafont, ahora en la Fiorentina, podría entrar en las próximas convocatorias. La mayoría de los grandes porteros de Francia sobrepasan la treintena.

En la defensa, por fin Didier Deschamps ha dado con la tecla en la pareja de centrales. Samuel Umtiti y Raphael Varane, ambos de 1993, llegarán a Qatar en la cúspide de su forma física rozando los 30. Y a su lado Presnel Kimpembe, que con 23 años, puede ejercer de suplente de ambos a la perfección. Olvidémonos por tanto de Rami o Koscielny quienes sobrepasan la treintena. En los laterales, más juventud y sin discusión. Pavard y Lucas Hernández han pasado por encima de Mendy y Sidibé, los teóricos titulares que debido a sus problemas físicos han dado paso a los mejores descubrimientos de la defensa gala. Aún así, todos ellos llegarán a Qatar en buena edad. Sin olvidar tampoco a Lucas Digne o Layvin Kurzawa, a la espera de que mejoren su rendimiento.

El mediocentro tiene un nombre de por vida. Ese es Paul Pogba. El jugador del Manchester United ha llevado la manija de Francia junto a N’Golo Kanté, insaciable, que en Qatar se plantará por encima de los 30 pero con mucho gas para recuperar balones. Corentin Tolisso podría ser el sustituto de Matuidi, quien ha hecho también un gran Mundial. El jugador de la Juventus se prevé que se vaya borrando de las próximas convocatorias a sus 31 años. Otro del que se espera mucho es Adrien Rabiot. Del 95′ soñaba con jugar este Mundial, pero tendrá que esperar al siguiente. Otro de su quinta, Thomas Lemar, espera también ser pieza clave en los años venideros.

En la delantera parece claro todo a excepción del delantero centro. Hay que buscar sustituto a Olivier Giroud. Sin pólvora en este Mundial, ha sido salvado por Griezmann y Mbappé. El del Atlético de Madrid suma 27 años, mientras que el de Bondy tiene 19. El del PSG es el futuro, la clave. Ousmane Dembélé también debe ser importante para los próximos años. Kingsley Coman y Anthony Martial, también con juventud por delante, deben cambiar ciertos aspectos para poder entrar en las convocatorias de Deschamps. Fékir tiene prácticamente plaza asegurada, mientras que Lacazette sueña con volver…

Si en otras selecciones no hay futuro, Francia es sin duda, uno de los países que mejor cuida la cantera.

 

 

 

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles