Fútbol desde Francia

Juventus 2-1 Mónaco: Con la cabeza bien alta

Se acabó el sueño de un Mónaco que entrará en la historia de los equipos con más coraje y más valentía en una Liga de Campeones. Los más veteranos del lugar recuerdan las semifinales de los noventa o la final del 2004 pero el equipo de Jardim nos ha ganado emocionalmente. Es evidente que la Juventus ha sido mucho mejor equipo, no cabe duda, era una tarea muy complicada tras eliminar al Manchester City y al Borussia Dortmund, llegar y batir al todopoderoso club italiano, y más cuando las estadísticas están en tu contra.

El Mónaco ha hecho una temporada que está al alcance de muy pocos. Una plantilla donde jóvenes inexpertos llevan la voz cantante, y los no tan jóvenes buscan llegar al éxito por primera vez en su vida. No ha podido ser esta vez, pero no eran ni mucho menos los favoritos para ganar la Liga de Campeones. Sí que lo era el equipo de la capital gala, el temible PSG de Unai Emery, que ha quedado eliminado a las primeras de cambio, y en la Ligue1 ha sido sobrepasado por el hasta hoy semifinalista de Champions. Envidia y mucha queda en París viendo cómo el conjunto mediterráneo se ha ganado el prestigio europeo que los capitalinos llevan esperando durante cinco temporadas. Y lo han hecho con un juego directo, en el que la defensa y el ataque van de la mano, en el que no hay respiro, en el que el gol es la medicina para los problemas.

Quizás, no veamos más a Mbappé con la camiseta monegasca en Europa, quien se ha permitido el lujo de marcarle hoy a Buffon (se la debía y ha batido el récord de jugador más joven en marcar en una semifinal con 18 años y 140 días), pero los periodistas y aficionados al fútbol recordarán su temporada por lo que llegaron a ver en Europa. No hay edad para imponerte como estrella, y más cuando se puede aprender de otros que lo fueron en su momento, y que ahora se sienten felices de poder ayudar a los más jóvenes. El Mónaco es una gran familia donde Jardim, quien decían que no iba a durar ni un año, ha sabido sacar lo mejor de cada uno. Aquí no valen los grandes presupuestos para ganar, vale la valentía y el pundonor, las ganas de luchar. Eso es el Mónaco, que dice adiós ante uno de los mejores equipos de Europa con la cabeza bien alta. Y a pesar de los goles en la primera mitad de Mandzukic y Dani Alves, y tener que marcar cuatro goles para clasificarse, no se han dado por vencidos hasta el último minuto. Chapeau

 

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles