La familia real de Mónaco se integra en el club

Los cambios se están preparando en el organigrama del Mónaco. El vicepresidente Vadim Vasilyev quiere renovar su círculo de confianza después de los fracasos del inicio de la temporada. Louis Ducruet, hijo de la Princesa Estefanía, lo asistirá a partir de ahora.

El Mónaco continúa su metamorfosis. Después del regreso de Leonardo Jardim a principios de enero, el club principesco modifica su sector administrativo. Bajo el responsable Vadim Vasilyev, que desea renovar su círculo de confianza, el club principesco desea organizar de otro modo su organigrama de decisiones y organización deportiva.

El vicepresidente va a designar a Louis Ducruet para que lo acompañe. Este joven miembro de la familia real de Mónaco, decimocuarto en el orden de sucesión del Príncipe Alberto, es el hijo de la Princesa Estefanía y del ex conductor (y empresario) Daniel Ducruet, visto en reality shows a mediados de la década de 2000. Se trata del sobrino del Príncipe Alberto II.

A los 26 años, Louis Ducruet de alguna manera se convertirá en el brazo derecho de Vadim para aprender el oficio a su lado. Formaba parte de la celda de «scouting» hasta ahora. El joven, graduado de una escuela de negocios, practicaba fútbol en su juventud.

El que va a perder poder es el director deportivo Michael Emenalo. En la agitación desde la salida de Thierry Henry, el nigeriano se quedará en el club para ser un simple ojeador y viajar para ver los partidos. Además de su reclutamiento fallido el verano pasado, Emenalo fue criticado por no haber visto suficientes encuentros y jugadores. El próximo verano Emenalo podría decir adiós al club del Principado. El ex Rennais Yannick Menu, actual asistente de Emenalo, debería abandonar el club en los próximos días.

Por su parte, Franck Passi hablará con la directiva del club para encontrar una nueva misión. Su competencia es reconocida y el Mónaco tiene la voluntad de querer guardarlo. La misma cosa para Bouabdellah Tahri. El ex atleta contratado por Henry se quedará en el club. Pero ya no se hará cargo de la preparación física. Más bien, debería tener el papel de entrenar a los jugadores que vuelven de lesión.

Finalmente, con respecto a Luis Campos, tal y como Jardim, Vadim Vasilyev nunca interrumpió el contacto con él. Un retorno inmediato no está al orden del día. El club decidirá más adelante sin lanzar o no una ofensiva para contratarlo.

Por último, Bruno Skropeta, director general adjunto, que regresó hace poco, debería de nuevo dejar el club monegasco.

error: Content is protected !!