La jornada sabatina arranca con un Mónaco-Lille

Arranca esta tarde a las 17:00 la jornada sabatina de la Ligue1 con un emocionante partido entre el Lille y el Mónaco. El conjunto de Jardim tras haber derrotado al Nantes el fin de semana pasado quiere seguir la línea ascendente de victorias haciendo lo propio en su estadio ante el Lille, que viene de una eliminación europea.

En los encuentro de las 20, el Toulouse recibe al Evian en su feudo donde han logrado sus únicos tres puntos de la temporada. El equipo de Dupraz quiere demostrar que el empate ante el PSG no ha sido cosa de la casualidad para poder salir del fondo de la tabla.

En La Beaujoir, el Nantes hace de anfitrión ante el Montpellier, tras haber recibido al Mónaco la semana pasada. El cuadro de Courbis viene apuntando alto tras dos victorias consecutivas ante Marsella y Metz.

El Lens se tiene que desplazar nuevamente al Stade de la Licorne para disputar el encuentro frente al Reims, donde ambos conjuntos están necesitados de puntos. Sin embargo, después de la sorprendente victoria del Lens frente al Lyon, el conjunto de Kombouaré se ha desquitado de la presión. El Reims, con un punto en el casillero conseguido ante el PSG en la primera jornada, quiere salir del fondo de la tabla donde se encuentra colocado tras dos derrotas consecutivas.

Derbi bretón en la Moustoir donde el Lorient recibe al Guingamp con la necesidad imperiosa de lograr los tres puntos para mantenerse en la Ligue1 con comodidad. El Lorient ya sin Aboubakar puede pagar la falta de gol.

Para finalizar los encuentros de este sábado, el Caen recibe al Rennes en Le Mans debido a los campeonatos mundiales de hípica. Les Caennais han hecho un fabuloso inicio de temporada tras dos buenas victorias a domicilio, pero todavía no se han estrenado en su casa. El equipo de Montanier quien se encuentra en la mitad de la tabla quiere abrir el casillero de victorias por primera vez a domicilio.

About author

Jaime Bonnail

Soy periodista o al menos se intenta. Mi ADN es francés por culpa de mi tatarabuelo, dos años en París en la adolescencia me hicieron amar este fútbol tras ver jugar a Rigobert Song en el Lens. Estoy más perdido que un canario en la Beaujoire.

Related Articles