Los dorsales históricos en los Mundiales

Para algunos jugadores el llevar un dorsal u otro en la camiseta significa mucho. Grandes jugadores en la historia de los Mundiales han llevado unos números míticos que siempre les han acompañado en su trayectoria con Francia. Es el caso del 12 de Henry o el 15 de Thuram. Aquí repasaremos qué jugadores han llevado los 23 dorsales en la historia de los Mundiales con la selección francesa desde 1954, cuando se incorporó la numeración en las camisetas de las citas mundialistas.

Empezando por la portería, el número 1 se atribuye obviamente al portero. Únicamente Dominique Baratelli lo llevó en dos Mundiales (78 y 82), pero apenas disfrutó de él en un solo partido. Por lo tanto, Hugo Lloris es el auténtico portador de este número inicial.

Tanto el 2 como el 3 antiguamente eran números de porteros, ya que iban correlativos al 1. Además en cada línea se otorgaban por orden alfabético de los apellidos. En los posteriores mundiales el 2 fue un clásico de Manuel Amoros en 82 y 86, y de Candela en el 98 y en el 2002.  Por su parte, el número 3 era de Lizarazu y Abidal que lo llevaron también en dos mundiales cada uno.

El número 4 tiene nombre propio, Patrick Vieira, quien llevó este bonito número durante tres Mundiales. Por lo tanto, Raphaël Varane ha de sentirse orgulloso.

Patrick Vieira con el dorsal número 4

El 5 de Sakho, además de ser el de Laurent Blanc en el Mundial 1998, lo llevó William Gallas durante los Mundiales del 2006 y del 2010. El número 6 que antiguamente era de los defensores como Christian Lopez, que lo llevó en dos mundiales, pasó a formar parte de los mediocentros como Youri Djorkaeff (en dos ocasiones) o Claude Makélelé.

El 7 es uno de los números que jamás se ha repetido. Este mundial iba a ser en el que Franck Ribéry lo utilizase de nuevo, pero su lesión no se lo ha permitido. Este número lo han portado jugadores como Deschamps, Makélelé o Malouda. El número 8 de Valbuena, lo llevaron durante dos Mundiales dos portentos físicos de la naturaleza: Marius Trésor y Marcel Desailly.

La maldición del número 9 esperemos que se acabe ya. Desde 1998 con Guivarc’h, ningún jugador ha conseguido anotar ningún gol con este dorsal en los Mundiales. Giroud tiene todas las papeletas de romper este maleficio.

Djibril Cissé con el número 9

Djibril Cissé con el número 9

El 10 está reservado para los jugadores más grandes. Robert Jonquet lo llevó en la década de los 50, y fue un gran defensor. Pero este número está dedicado a Platini y Zidane, los dos mejores jugadores de las historia de Francia. Por su parte, el número 11, no ha sido elegido por jugadores con un gran caché, a excepción de Sylvain Wiltord en 2002 o 2006. El turno ahora es para Antoine Griezzman.

Thierry Henry es el jugador que más ha vestido un número, el 12. Quizás es un número feo, pero a muchos les ha dado buena suerte. Como a Giresse que consiguió llegar a semifinales en 1982 y 1986. La superstición con el número 13 no lo era tanto para Mickaël Silvestre, quien llevó este extraño dorsal en el Mundial del 2002 y del 2006. A Evra le trajo mala suerte en el Mundial de Sudáfrica.

El dorsal número 14, esperemos que por mucho tiempo, será para Blaise Matuidi, quien es el heredero natural de Jean Tigana, quien lo llevaría en el Mundial del 82 y del 86 en aquel “Carré Magique”. Con el número 15, Michel Platini disputó su primer Mundial en Argentina 1978. Sin embargo, este número está guardado para las 142 internacionalidades de Lilian Thuram. Al igual que el número 16, que tiene el nombre de Fabien Barthez, quien lo llevó durante tres mundiales. Ahora es un dorsal de portero, pero antes de Barthez, lo llevaban los jugadores de campo.

Barthez durante el Mundial 2006

Barthez durante el Mundial 2006

El número 17 es un dorsal de grandes goleadores. En 1958 lo llevó Just Fontaine y anotó 13 goles, en Argentina 78’ fue Lacombe y en el 86’ Jean-Pierre Papin. Pero Petit, fue quien lo puso de moda, tras vestirlo en el Campeonato del Mundo de 1998.

El 18 lo llevaría uno de los mejores jugadores de la historia de Francia, Raymond Kopa, quien nunca llevaría el 10 en la selección, por ser otorgados por orden alfabético. También Rocheteau (tres veces) y Leboeuf y Alou Diarra (dos). El 19 hoy lo lleva Pogba, pero antiguamente lo portaron tanto defensas (Sagnol), medios (Karembeu) y delanteros (Six o Stopyra).

El dorsal 20 es para David Trezeguet, quien con este número consiguió 31 goles en la selección gala, y lo llevó en tres citas Mundialistas. El 21 fue utilizado por cuatro porteros en diferentes mundiales (Bertrand-Demanes, Carnus, Bergeroo y Castaneda), tras ellos llegó a manos de Dugarry con el que fue campeón del Mundo en 1998.

El 22 es el otro número que nunca se ha repetido por ningún otro jugador. Es el último de la lista, por ello, ahora le toca el turno de llevarlo a Morgan Schneiderlin, como a Ribéry en 2006. El 23 es un número relativamente nuevo, ya que en 2002 se aumentó la cifra de jugadores hasta 23, para poder tener un tercer guardameta. Y así es, Coupet, Carrasso y Landreau lo han llevado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About author

Jaime Bonnail

Soy periodista o al menos se intenta. Mi ADN es francés por culpa de mi tatarabuelo, dos años en París en la adolescencia me hicieron amar este fútbol tras ver jugar a Rigobert Song en el Lens. Estoy más perdido que un canario en la Beaujoire.

Related Articles