Mónaco 1-1 Lille: El Mónaco pierde terreno, y seguramente a Falcao

La duda existía ya desde hace varias semanas y no es el resultado de hoy que va a disipar la cosa. El Mónaco se ha encerrado en un sistema con varias incertidumbres en el juego del equipo, y esta tarde ha concluido el mes de agosto con un empate a uno ante el Lille. Es el tercer partido sin victoria del Mónaco en cuatro partidos de Liga, lo que demuestra que algo no va en el equipo.

Durante casi una hora los locales no llegaron a tirar a la portería, mientras en defensa la ineficacia estuvo de nuevo presente. Sin embargo, este mal resultado en casa pasaría casi desapercibido ya que la atención de todo el mundo (¿Incluso los jugadores?) estaba puesta en Radamel Falcao, cuya salida del Mónaco parece cada vez más inevitable. El colombiano, que tenía que estar en el banquillo, estuvo presente, pero en las gradas del estadio Louis II, junto a Vadim Vasilyev y su influyente agente Jorge Mendes. Este último pasó gran parte del partido al teléfono, lo que sugiere que actualmente estaría muy activo para colocar al delantero monegasco en un gran equipo europeo.

Una escena surrealista entre un jugador, su dirigente y su agente, sintomático de una operación de gran cantidad de dinero que podría salir del cascarón en las próximas horas. Falcao ya había aparecido en conversación con Jorge Mendes durante el reconocimiento del campo, antes de que el director del equipo monegasco informase que el jugador no jugaría el partido. El futuro del colombiano podría escribirse en el Real Madrid, aunque su destino más probable sería Inglaterra con el Manchester City o Italia en la Juventus. Sin embargo, algunos jugadores soltaron a la prensa que Falcao sufría molestias para justificar la ausencia del Colombiano.

IMG_20140830_212957

Si la marcha de Falcao mantiene el escepticismo sobre la estrategia de los propietarios rusos de Mónaco, es también porque la mayoría de los jugadores muestran poca ambición y progreso en el campo desde la llegada de Leonardo Jardim. Sin un gol oportunista de Berbatov, su séptimo en los últimos nueve partidos (1-1, minuto 61), el club del Principado hubiera perdido ante un equipo del Lille super realista.

El LOSC vino a jugar su fútbol habitual con disciplina y eficiencia, haciendo la diferencia a principio del partido con un gol de Roux, idealmente servido por Mendes (0-1, minuto 18). Un inico de partido perfecto para los jugadores de René Girard, que acusaron el golpe físicamente en la segunda mitad del partido con un ritmo bastante irregular y con una aparente falta de energía en ambos lados a pesar de un (ligero) avivamiento monegasco en la última media hora de partido. En el último cuarto de hora del partido Rene Girard, entrenador del Lille, fue expulsado por el árbitro junto a uno de sus ayudantes. El partido acabo con el empate a uno y un sabor amargo para los aficionados monegascos.

About author

Xavi Z.

Experto del fútbol de la Costa Azul

Related Articles