Mónaco 1-2 PSG: Mbappé no quiso abrir más la herida

El Paris Saint-Germain ha hecho honor a su favoritismo y ha vencido en el Louis II al Mónaco en un partido falto de acierto de cara a portería, sobre todo por parte parisina en las botas de Mbappé.

Rápidamente, el Paris Saint-Germain fue a por el partido. La defensa de cinco que planteó Leonardo Jardim pareció ser insuficiente. En los primeros instantes de partido, Mbappé y Draxler fallaron inexplicablemente a puerta vacía. Sin embargo, el gol no tardaría en llegar. En el minuto 19, un buen pase filtrado de Rabiot dejaba revolverse a Draxler dentro del área para servir a Cavani el primer tanto. El Mónaco intentó reaccionar y consiguió al menos tener la pelota en su poder. No obstante, el juego se ralentizó y el juego físico empezó a ser el predominante, en total cuatro tarjetas amarillas en esta primera mitad (siete en todo el partido). A raíz de ello, llegaron las imprecisiones. En los instantes finales de la primera parte, Draxler volvía a avisar con una ocasión clarísima que detuvo Subasic. Entre los tres palos apenas acontecieron dos disparos en este primer periodo.

El segundo tiempo empezó con el control parisino. A los dos minutos de iniciarse, ya Neymar tuvo un disparo al palo tras una buena combinación entre Mbappé y Cavani. Y el ex del Mónaco, más tarde pudo conseguir su tanto pero la vaselina fue repelida por el guardameta croata. En el minuto 51, un penalti discutible de Touré sobre Neymar, era transformado por el brasileño. Tras el segundo gol parisino, el ritmo del encuentro bajó. No obstante, las contras volvieron a predominar, no existía el centro del campo, aunque Rabiot siempre puso el orden necesario al encuentro. Mbappé la volvería a tener ante Subasic pero de nuevo volvía a fallar. El ex monegasco parecía que tiraba con miedo, ante una portería que también veía como Jemerson casi se introducía en propia tras un despeje que acabó pegando en el poste. Aún así, el Mónaco le intentó complicar la vida al PSG. En el minuto 81′, un libre directo botado por Moutinho golpeaba en la espalda de Mbappé para conseguir reducir el marcador. Con la entrada de Pastore y Di María, Emery buscó contemporizar el encuentro y contener más el esférico, hasta el final del partido.

Con esta victoria, el PSG amplía su renta hasta los nueve puntos sobre los segundos clasificados, Lyon y Mónaco.

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles