Neymar y sus decepcionantes actitudes; ya no hay vuelta atrás

Neymar

La vida de Neymar en el Paris Saint-Germain parece que llega a su fin. No hay vuelta atrás en este asunto, y más cuando tus aficionados te propinan insultos o pierden su tiempo en hacer pancartas para desearte el mayor de los males. Quizás el jugador se lo haya buscado con los comentarios que ha hecho durante este periodo. Su mejor recuerdo como futbolista profesional fue la remontada del Barcelona ante el PSG. Ese 6-1 en el Camp Nou que hizo temblar los cimientos del conjunto parisino dirigido por aquel entonces por Unai Emery.

Ese recuerdo, añadido a las ganas manifiestas de abandonar París, han hecho por dilapidar su trayectoria como jugador del PSG. En estos dos años, Neymar ha pasado inadvertido en el Parc des Princes. La afición estaba encantada con la llegada del brasileño. El haber pagado 222 millones de euros por el jugador iba a ir relacionado con el éxito. Sin embargo, no fue así. El fichaje del delantero debía haber supuesto que un buen papel en Liga de Campeones. El primer año se falló y en el segundo también. Neymar cayó lesionado y no pudo participar en esta competición en los momentos más importantes.

Muchos aficionados se echan las manos a la cabeza tras pensar en lo que ha aportado el brasileño a París tras haberse gastado esa enorme cantidad de dinero. Están en su derecho de protestar. Es el jugador más caro del planeta, y en ningún momento se ha sentido a gusto en la capital de Francia. Y a pesar de que ha sido el futbolista del PSG más mimado por parte de Nasser Al-Khelaïfi. Ahora con la llegada de Leonardo estos privilegios se han acabado.

Sus datos estadísticos no son nada malos, todo lo contrario. 51 goles y 29 asistencias en 58 encuentros, pero en la historia del Paris Saint-Germain va a quedar como un auténtico fracaso. En ese aspecto, tanto Cavani, máximo goleador histórico del equipo, como Kylian Mbappé, historia viva del PSG, han superado al jugador que quiso parecerse a Pelé.

Por tanto, la afición está en su derecho de recriminar las actitudes del jugador. Los hinchas son sabios y como diría le propio Leonardo, «ningún jugador está por encima del escudo». Quien no quiera estar en este equipo que se vaya. Así de claro. El público ha hablado.

 

error: Content is protected !!