El regreso a los terrenos de Neymar, pendiente de la decisión del PSG

Neymar

Neymar ya tiene la aprobación de los médicos para poder jugar. Esta semana, el brasileño ya se ha entrado sin problemas con sus compañeros. Sin embargo, las dudas planean sobre cuándo va a entrar en competición el delantero del Paris Saint-Germain. La última vez que el futbolista vistió la camiseta del conjunto parisino fue el pasado 11 de mayo. Desde ese momento, solo ha jugado con la selección brasileña con quien se lesionó en un partido amistoso frente a Qatar, preparatorio para la Copa América de Brasil.

Para la dirección deportiva del PSG, hacerle debutar en el Parc des Princes frente al Toulouse este domingo, es algo que genera dudas. El recibimiento ante el Nîmes fue demasiado hostil, y eso que el jugador no se encontraba en el campo. Desde las altas esferas del club, no se quieren ni imaginar qué puede pasar si el brasileño pisa el césped. No obstante, el deseo de Thomas Tuchel es que juegue, aunque solo sean unos minutos. Evidentemente, si lo hace, es a sabiendas que su deseo es abandonar el Paris Saint-Germain. Real Madrid, Barcelona y ahora Juventus, están pendientes de lo que hace el delantero, y las ofertas no cesan en llegar a las oficinas del equipo parisino. Pero nadie puede pagar su traspaso, y la única solución que quedaría sería un cesión, y la alternativa de intercambiar a jugadores. Si bien, sería el PSG quien elegiría a estos jugadores, y no los equipos que quieren fichar a Neymar. El club capitalino es quien pondría las condiciones.

Por tanto, lo más recomendable en el club sería que el astro brasileño debutase en Metz el próximo 30 de agosto para evitar problemas en el Parc des Princes. En ese caso, y a escasos días de finalizar el mercado de fichajes, su situación se habría regulado, y al Paris Saint-Germain no le importaría esperar hasta ese día. Si juega ese partido, Neymar continuará en París hasta al menos el mercado invernal, donde ya se valoraría su salida.