No hubo sorpresas ayer noche en los octavos de final de la Copa de Francia.

El Rennes se clasificó sin temblar en un partido que se tomaron seriamente. Y eso que en el último partido de Liga cayeron en el campo del último, el Ajaccio, en un partido completamente fantasmal.

Ayer rectificaron las cosas en el césped del Auxerre (0-1), residente de Ligue 2. Los hombres de Montanier controlaron generalmente todo el partido. Foued Kadir marcó el único gol en el minuto 23 tras un centro de Makoun. Irónicamente, el Auxerre tuvo que esperar la expulsión de Boe Kane (55′) para reaccionar. Ngando hubiera podido enviar los dos equipos a la prórroga (70′), igual que Ramos, que cuatro minutos después que no supo controlar la pelota en un centro de Sammaritano. Dos oportunidades de oro que no pudieron aprovechar los borgoñones. El Rennes, que ya no se juega nada en la Ligue 1, mantiene la esperanza de salvar su temporada con la Copa de Francia. 

Por su parte el Guingamp sufrió en Córcega para clasificarse. El Ile Rousse (CFA 2) lo intentó todo pero la experiencia del Guingamp le aseguró la clasificación para los cuartos de final. Los jugadores se impusieron en el estadio Francois Coty de Ajaccio por 02. Los corsos, que derrotaron al Burdeos en la ronda anterior, jugaron sin complejos. Presentes en los duelos, presionaron mucho a los hombres de Gourvennec mostrándose aún más peligrosos a veces. Dos tiros les dejaron fuera de la competición contra la lógica del juego. Cerdan y Diallo marcaron de cabeza en saques de Giresse. Sin hacer el juego y gestionando su ventaja, el Guingamp consiguió pasar a los cuartos de final.

En el derbi de la Costa Azul, el Mónaco tuvo que esperar a la prórroga para dejar fuera al Niza (0-1). El equipo del Principado debe la victoria a Berbatov, que anotó su primer gol en Francia. El búlgaro desequilibró en el minuto 115 un partido bastante pálido. Para este derbi, sólo tres jugadores que fueron titulares el domingo ante el PSG (Carvalho, Toulalan y Ocampos) empezaron el encuentro. Ranieri cambió de táctica imponiendo el 4-3-3. Si Ferreira-Carrasco (8′) y Martial (16′) se mostraron rápidamente peligrosos, luego el Mónaco dominó de manera estéril un primer periodo cerrado. El Niza jugó en bloque de manera aplicada. A pesar de la expulsión de Kolodziejczak (46′), el Mónaco tuvo que luchar y pasó apuros para eliminar a los locales. Peor aún, el Niza mostró solidaridad con un juego emprendedor. Se crearon una gran oportunidad de gol cuando Bodmer, libre de marcaje en el área, tropezó con una parada hermosa de Romero (77′). Las entradas consecutivas de Berbatov, Rodríguez y Rivière no tuvieron ningún efecto hasta el final del tiempo reglamentario. Berbatov anotó el gol de la victoria sorprendiendo al joven guardameta Hassen (0-1, 115).

En el último encuentro del día, el Moulins (CFA) se clasificó al derrotar al Sète (CFA 2) por 3-1. Cannes y Moulins serán las dos cenicientas de los cuartos de final.

error: Content is protected !!