Novedades en el caso de estafa al presidente del Mónaco

La justicia monegasca ha dado por válida hoy, la acusación por fraude del marchante de arte suizo Yves Bouvier en perjuicio del presidente del As Mónaco, Dmitry Rybolovlev. El hombre es acusado de haber cobrado importantísimas comisiones por la venta de obras maestras.

image

El Tribunal monegasco de Apelación desestimó el recurso de anulación de las actuaciones presentadas por los abogados del suizo. «La investigación se abrió tras la denuncia presentada el 9 de enero 2015 (…) por hechos de fraude, blanqueamiento de dinero y complicidad en blanqueamiento de dinero», informa hoy un comunicado.

Yves Bouvier negoció 37 obras de arte excepcionales por dos mil millones de dólares a Dmitry Rybolovlev, a través de dos sociedades offshore que pertenecen a las hijas del multimillonario.

Una denuncia fue presentada en contra de Yves Bouvier el pasado 9 de enero en Mónaco, cuando el ruso había comprendido que el suizo se hacía importantísimas ganancias. El multimillonario había propuesto a Bouvier un papel de intermediario en la negociación para obtener el mejor precio en contra de una comisión del 2%. Al final, el suizo se convirtió un tiempo en el dueño de las obras antes de revenderlas al ruso. Por lo cual cree que tenía derecho en hacer esas ganancias.

La colección del Presidente del Mónaco es digna de un pequeño museo, según una lista publicada en una revista especializada: Van Gogh, Gauguin, Picasso, Modigliani, Degas, Rothko, Monet, Toulouse-Lautrec, Renoir, Rodin, Maillol, Matisse, Magritte, de Vinci, El Greco, Giacometti, Klimt. Según los abogados del multimillonario ruso, Yves Bouvier habría recibido un total de «entre 500 millones y mil millones» para proporcionar la colección.

El suizo también fue acusado el 14 de septiembre en París en otro caso relacionado a las obras de arte en el que también está citado el nombre de Rybolovlev, Presidente del Mónaco.