OM 0-3 OL: Un juguete roto en manos del Lyon

El Lyon casi sentencia su presencia en la próxima Liga de Campeones tras humillar al Marsella en el Vélodrome. Ante un equipo que no resiste más de dos golpes los de Genesio golearon y se crecieron con unos últimos minutos humillantes que definen la diferencia actual entre dos equipos que deberían estar parejos. Hasta la roja por Caleta-Car el OM se mantenía en el partido, como un equipo pequeño, por empuje, pero se mantenía, después dimitió del partido. Pancartas de directiva dimisión y grupos de aficionados que saltaron a ras de suelo, se quedaron detrás de las vallas de publicidad.

Salió Rudi con Luiz Gustavo y Strootman para contener y tenía algo incomodo al OL. Pero entre ellos y Ocampos en una banda el equipo era plano. En ese plan el Lyon no se preocupaba. Tranquilos atrás y ya llegaría. Y llegó. Tiro de Aouar que queda muerto en el área tras rebotar y allí Cornet resolvía tras cuerpear bien. Así se llegó al descanso y le tocaba mover ficha a Rudi, y el técnico phocéen en su línea de los últimos meses. Cada decisión suya empeoraba al equipo. Tras una genialidad de Ndombelé se rompía el partido. Pase precioso del mediocentro que dejaba a Terrier mano a mano con Mandanda, Caleta-Car lo impedía con un agarrón. Roja, uno menos y Garcia quita a un jugador de trabajo como Ocampos para jugar con doble punta, Genesio y el OL reían. Desapareció el Marsella, Strootman quedó con Lopez en el centro y fueron sobrepasados. Así llegó el segundo. Bonita jugada colectiva en la que hasta llegar al área no encontraron oposición, pero Dembélé lo hizo bien y sentenciaba el partido. Dos minutos después Aouar filtra un pase y Cornet mano a mano contra Mandanda, ahí estaba el doblete del extremo. Ya con una sensación de descomposición total, pancartas, gente saltando de la grada y Germain haciendo entradas de impotencia el árbitro cortó por lo sano y no descontó nada.

About author

Daniel González

Vigués loco por el fútbol e hincha del FC Lorient

Related Articles