La polémica arbitral aterriza en el Mundial Femenino con esta decisión

Mundial femenino

El Mundial femenino de fútbol ha entrado en temas polémicos debido al arbitraje. En el encuentro que se disputó ayer entre Francia y Nigeria, que acabó con la victoria de las anfitrionas por 1-0, una decisión de la colegiada pudo cambiar el signo del partido.

En el minuto 76, la hondureña Melissa Borjas, concedió un penalti por falta sobre Viviane Asseyi, hasta ahí todo bien. Wendie Renard falló el penalti, pero la árbitra mandó repetir el lanzamiento debido a la posición de la portera nigeriana que se adelantó en el momento del disparo de la central gala. Una decisión que tuvo que ser consultada por el VAR, al igual que el propio penalti cometido.

La controversia llega porque mucha gente cree que esta decisión es bastante severa. Sin embargo, forma parte del reglamento de la FIFA, que se actualizó el 1 de junio pasado. En ese caso, se autoriza a la portera a solo tener un pie sobre la línea en el momento del lanzamiento, contra los dos pies que se reglamentaba hasta entonces. En este caso, Nnadozie, la portera nigeriana, no tenía ninguno de los dos pies sobre la línea en el momento del disparo de Wendie Renard. No es la primera vez que ocurre esto en el Mundial femenino. En el encuentro entre Jamaica e Italia también se mandó repetir un penalti por el mismo motivo.

La portera también vio tarjeta amarilla por haberse movido ante del pitido del árbitro. En este nuevo reglamento, la FIFA prohíbe a los porteros tocar los postes, las redes o hacer gestos entre los dos palos. Pero la polémica aún es mayor, cuando la jugadores francesas entraron en el área previamente al pitido de la árbitra, que esta vez, aún habiendo una clara infracción no dijo absolutamente nada.

Con esta victoria Francia, es primera de su grupo con pleno de victorias (Nigeria, Noruega y Corea del Sur) y se podrá enfrentar al tercero del grupo C. Es decir, Italia, Australia o Brasil.

error: Content is protected !!