El PSG se lleva el Trophée des Champions con dos golazos

PSG Rennes

El PSG ha vuelto a levantar el Trophée des Champions, un título que lleva ganando desde 2013 de manera consecutiva. En total suma nueve entorchados, de una competición que lo que hace es ampliar el marketing del fútbol francés por todo el mundo. Sonaban aires de revancha frente a un Stade Rennais que dio la sorpresa y les venció en la final de la Coupe de France.

Los bretones pusieron en problemas a un conjunto parisino, que salió con tres de sus fichajes estivales en el once inicial. Diallo, Sarabia y Ander Herrera. De hecho, fue Marquinhos (a la espera de la llegada de Gueye) quien actuó de mediocentro defensivo en el 4-3-3 del equipo parisino: Areola – Meunier, Kehrer, Diallo, Bernat – Herrera, Marquinhos, Verratti – Sarabia, Cavani, Mbappé.

Sin embargo, el Rennes fue el equipo que se puso primero por delante. Un centro de Bourigeaud era rematado por Hunou, que aprovechaba la pasividad de Kehrer para abrir el marcador en el minuto 13. El conjunto de Thomas Tuchel apenas inquietaba la portería de Koubek, únicamente se dedicaba a mantener el balón en sus pies, sobre todo de los jugadores de mayor calidad. Arriba, Edinson Cavani veía como Kylian Mbappé estaba más en forma que él, y llevaba el peso del equipo.

En la segunda mitad, la calidad del Paris Saint-Germain se impuso a los bretones. Faltaron tres toques para que Mbappé pusiera el empate en el minuto 57 (ver aquí). Un pase de Marquinhos hacia Sarabia, hizo que el español dejase de primeras al de Bondy anotar el gol parisino. Una jugada fantástica entre dos jugadores de una calidad innata. Sin duda, se espera que el español sea el que suministre los balones al goleador galo.

Ángel Di María entró en el minuto 61 sustituyendo a Ander Herrera. Y el argentino, volvió a demostrar su enorme calidad. Tras una falta en la frontal de área, el zurdo coló la pelota por la escuadra de la meta rival (ver aquí). Un gol muy parecido a los que estamos acostumbrados a verle en la Ligue1. Un auténtico peligro. Aún así, los instantes finales fueron de infarto para el PSG, que vio cómo los bretones estaban acosando la portería de Areola, sin finalmente tener fortuna.

El equipo de Thomas Tuchel inicia por tanto con buen pie la temporada. El próximo domingo ante el Nîmes arranca la Ligue1 en el Parc des Princes.

 

 

error: Content is protected !!