¿Y si Qatar abandonase al Paris Saint-Germain?

Los fracasos deportivos del PSG están haciendo sufrir a Qatar. La imagen del club parisino está afectando sensiblemente a los intereses del país del Golfo Pérsico. Así lo manifiestan en un artículo en Le Parisien.

Tras ocho años de la llegada de Nasser Al-Khelaifi, los qataríes esperaban poder vencer en la Liga de Campeones y dominar todo el continente europeo. Sin embargo, la realidad es totalmente distinta a la esperada. Y más aún, con la debacle vivida en estas últimas semanas: caer en la Coupe de France ante el Stade Rennais, y las derrotas en Lille, Nantes y la más reciente en Montpellier.

Por ello, una idea sobrevuela la capital gala, y es bastante preocupante. En Doha, capital de Qatar, estarían pensando en romper el acuerdo con el Paris Saint-Germain, o bien en bajar la inversión financiera procedente del país asiático. Nasser Al-Khelaifi está muy afectado tras esta pésima imagen que está dando el club, más si cabe tras haberse convertido en uno de los equipos más mediáticos del mundo gracias a sus rutilantes estrellas como Neymar. Y el futuro es una incógnita, ya que si el brasileño o Kylian Mbappé abandonasen las filas del conjunto parisino, los derechos televisivos caerían enormemente. Por ejemplo, gracias a ellos Mediapro adquirió los derechos de la Ligue1 desde 2020 hasta 2024.

No obstante, lo que más le preocupa a Qatar son la cantidad de impuestos que tiene que pagar al Estado francés. Desde su llegada en 2011, el PSG habría pagado más de 1.000 millones de euros en impuestos; es decir, más que la suma de todos los equipos de las ligas de Alemania, Italia y España, juntos. A esto hay que sumarle, la vigilancia que tiene por parte de la UEFA, y su fair-play financiero. Ya que con los fichajes de Neymar y Mbappé, están perseguidos por el máximo organismo continental. Hasta tal punto, que en Qatar ya han pensado en comprar otros clubes europeos, como es el caso de la Roma o varios equipos que militan en Inglaterra.

Si bien, los beneficios han aumentado por diez en siete años, y la próxima temporada Accor pagará 65 millones de euros por aparecer sobre las camisetas del mejor equipo de Francia. Thomas Tuchel ahora no solo se muestra inquieto con Nasser Al-Khelaifi sino con el Emir, Al-Thani, el jefe supremo del Paris Saint-Germain.

Aún así, no parece que esta unión vaya a finalizar pronto, ya que el Mundial de 2022 se disputa en Qatar, por lo que sin duda continuar con el proyecto parisino sería un negocio para los qataríes.