Semana muy tensa en el Olympique de Lyon

Sylvinho Lyon

Lyon's Brazilian coach Sylvinho gestures during the French L1 football match between AS Saint-Etienne and Olympique Lyonnais at the Geoffroy Guichard Stadium in Saint-Etienne, central France on October 6, 2019. (Photo by PHILIPPE DESMAZES / AFP) (Photo by PHILIPPE DESMAZES/AFP via Getty Images)

La derrota ante el Saint-Etienne por 1-0 ha castigado duramente al Olympique de Lyon, que sigue sin ganar en Ligue1 desde hace ocho jornadas. Un cabezazo de Robert Beric en el minuto 90, dilapidó las ilusiones de Sylvinho de salir vivo del Guichard, quien recibía al nuevo técnico Claude Puel. El presidente del club, Jean-Michel Aulas ha puesto la presión bajo su director deportivo Juninho, quien será el encargado de despedir a su compatriota del banquillo en el caso de que se llegue a esa conclusión.

«Es muy complicado. Raramente hemos estado en esta situación. Juninho, quien tiene toda la responsabilidad del plano deportivo desde el principio del campeonato va a tener que pensar. Nos tendremos que reunir probablemente con varias personas en los próximos días. Hemos dicho que haremos un primer balances. No estamos en la situación que esperábamos. Hace falta que Juninho nos diga lo que tiene ganas de hacer. No sé lo que hará con Sylvinho. La regla del juego es que Juninho es responsable del departamento deportivo. Va a reflexionar. Él está muy conmocionado con lo que está pasando porque tenía mucha esperanza. Es verdad que no se puede hacer nada. Todas las hipótesis son concebibles. Juninho va a proponerme cosas y yo decidiré. Tenemos un comité de gestión el lunes y consejo de administración el martes», dice el presidente del Olympique de Lyon.

Sylvinho, sin argumentos para demostrar los malos resultados

«Todos estos resultados me suponen un gran problema y me preocupan. Estos partidos perdidos al final son inadmisibles. No podemos perder estos partidos así. Es un resultado que no me gusta en absoluto. Aceptaría perder por 3-0, por 4-0. Pero de esta manera, no. Evidentemente, no soy yo quien puede decir si soy el hombre de la situación, pero soy yo el que debe arreglar los problemas. Estoy preocupado, pero no puedo explicar es resultado y todos los puntos que han podido escapar tan fácilmente. Mi trabajo es el de corregir la táctica, ayudar a los jugadores», comenta Sylvinho, quien en este parón de selecciones tendrá que resolver su futuro. La victoria ante el Leipzig en la Liga de Campeones fue un auténtico espejismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *