Son franceses cuando ganan, pero también cuando pierden…

Muchas personas fuera de Francia comentan la hazaña de Les Bleus tras la consecución de la Copa del Mundo de Rusia. Algunos dicen que África ha ganado el Mundial, y no les falta razón, ya que muchos de estos campeones provienen de países del continente africano. El racismo a día de hoy es una lacra que hay que eliminar y no han faltado los comentarios acerca de la selección francesa.

En 1998, Francia estaba liderada por el “black-blanc-beur”, es decir, “negro, blanco y magrebí”. Había debate en relación a que esa selección la formaban jugadores que no eran franceses de origen. Thuram era “negro”, Petit era “blanco” y Zidane, “magrebí” pero ellos juntos acallaron el debate tras ganar la Copa del Mundo en su propio país. A muchos se le llevaban los demonios al ver cómo un jugador de color que no era francés jugaba con el combinado galo.

En 2002, con la eliminación de Francia en el Mundial de Corea del Sur y Japón a las primeras de cambio, este sentimiento estalló. Los que ganaron la Copa del Mundo de 1998 ya no eran franceses, sino eran esclavos para toda la corriente fascista gala. Si ganaban eran franceses, si perdían ya no lo eran. Bien es cierto, que la política ha sido muchas veces la principal culpable de cierto tipo de clichés

Veinte años después, la inmigración es algo normal en Francia. Para el resto del mundo parece algo asombroso, pero en el país galo, ya no existe ese sentimiento racista que había en el siglo XX. Actualmente, el racismo ha unido a todo el país. Los inmigrantes están totalmente integrados, lógicamente siempre tendrán sus costumbres y culturas, pero se ha visto que con el Mundial, la unión de razas hace la fuerza. A día de hoy, ningún jugador se plantea si es o no francés. Poco importa si Pogba es de Guinea, Umtiti de Camerún o Tolisso de Togo. La unión de estos jugadores han llevado a la consecución de su segundo Mundial. Lo bueno que ha tenido el fútbol ha sido que ha sabido fraternizar a todos estos futbolistas bajo una misma bandera. Se acabó el debate “black, blanc, beur”.

 

 

 

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles