Thierry Henry, en la frontera de Francia y Bélgica

En 1993 las fronteras entre Francia y Bélgica se suprimieron tras la entrada de ambos países en la Unión Europea. No obstante, siempre quedará ese sentimiento nacionalista entre los ahora rivales en las semifinales del Mundial de Rusia. Una película que lo narra muy bien es “Rien à déclarer” (Nada que declarar). Un agente de aduanas belga ve cómo peligra su puesto de trabajo con la eliminación de los puestos fronterizos y no duda en hacerle la vida imposible a uno de sus compañeros franceses debido a su animadversión hacia ellos. A pesar de ello, ambos tendrán que trabajar juntos para dar captura a unos narcotraficantes. Por tanto, antes del partido, os la recomendamos. Un toque de humor para vivir con más alegría este Mundial.

Pero cuando ambos conjuntos se enfrenten, ya no habrá risas. Y es curioso, cuando un francés como Thierry Henry está involucrado en el proyecto belga, la película llega a los campos de fútbol. “Se me va a hacer raro verle contra nosotros. Tiene la oportunidad de estar en el seno de un equipo que tiene una buena generación. Está allí para aprender, para progresar como entrenador. Es una leyenda del fútbol francés. Tenemos mucho respeto por lo que él ha hecho pero no lo pensaremos demasiado, vamos a concentrarnos en el juego. No hay ningún ánimo de revancha por Henry. Hay mucho respeto mutuo. En su trabajo debe ser incisivo. No tengo ningún rencor. Ahora le demostraré que ha elegido el campo equivocado”, dice entre risas Olivier Giroud que se encuentra a 20 goles de Thierry Henry, máximo goleador de la historia de Francia. En 2015, el propio Henry atacó duramente a Giroud cuando jugaba en el Arsenal, donde manifestó que con el ahora jugador del Chelsea no se podría ganar la Premier League.

¿Cómo ha llegado Henry a entrenar a Bélgica?

La carrera de Thierry Henry finalizó en 2014. Con su retirada decidió fichar por Sky Sports como comentarista, el cuál llegó a ser el mejor pagado del mundo. Sin embargo, el ex futbolista soñaba con ser entrenador. El Arsenal le dio la oportunidad y luego Bélgica le abrió los brazos para ser el segundo entrenador adjunto de delanteros. Por ejemplo, Lukaku ha aprendido una barbaridad del galo. Ya se han podido ver sus movimientos de rapidez en este Mundial.

El ex jugador del conjunto gunner está ante una cita histórica. Con Roberto Martínez como cabeza visible de Bélgica, Henry puede hacer historia nuevamente. Sin embargo, no se puede pensar en que sea una traición a su país, al cual ha dado mucho. Nadie lo vería así, y si fuese así, realmente es que estarían mal de la cabeza. Titi no tenía posibilidad de entrenar a Francia ya que Didier Deschamps tiene bien cerrado su staff técnico. Aún así, quién sabe si en un futuro, estas viejas glorias francesas vuelven a dar alegrías al combinado bleu. Tras Deschamps, puede llegar Zidane, y tras Zizou, quién sabe si Henry. De momento tiene que aprender, y qué mejor manera que hacerlo ante su selección campeona del Mundo y de Europa. Nada que declarar hacia Henry.

 

 

 

 

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles