Thomas Tuchel impone la mano dura en el PSG

Thomas Tuchel no se anda con tonterías. Sabe mimar a sus jugadores pero también castigarles cuando hace falta. Este es el caso de Kylian Mbappé y Adrien Rabiot. Ambos jugadores no salieron en el clásico ante el Olypique de Marsella por haber llegado tarde a la cita para preparar el encuentro. «Es una situación disciplinaria antes del partido en el hotel. Es duro. No me gusta jugar sin ellos. Pero esto era necesario. Odio este tipo de cosas. Estoy triste, y me preocupa. Un jugador que llega tarde una vez no está fuera. No sé si tengo ganas de comentar esto ya que se trata de cosas internas. Era una decisión muy difícil de tomar», comenta el técnico alemán. Por lo visto, no es la primera vez que esto ocurre. Kylian salió en el minuto 62 y con su gol abrió el marcador, mientras que Rabiot lo hizo en el 79.

En el PSG siempre ha habido problemas disciplinarios. Los retrasos en las vacaciones de varios jugadores han sido una verdadera cruz en el vestuario. Ahora con Thomas Tuchel parece que este tipo de situaciones se van a castigar, algo que con Unai Emery no pasaba. Por suerte, el encuentro se ganó y la credibilidad y confianza hacia los métodos del entrenador alemán parece que han aumentado.

 

 

 

 

About author

Jaime Bonnail

Periodista y director de Futboldesdefrancia.com

Related Articles

error: Content is protected !!