Una gris Francia supera a Enyeama en la recta final

Debía ser a priori un partido cómodo para los de Deschamps, que prácticamente se pasearon en la fase de grupos. La realidad es que Les Bleus salieron agarrotados, sin ideas para superar el orden defensivo de Nigeria. El seleccionador apostó por sacar de inicio a Giroud, dejando a Benzema pegado a la izquierda, pero allí Karim lució muy poco y apenas tuvo protagonismo en los primeros 45 minutos.

El partido era lento, con el ritmo cansino y ambos equipos más preocupados por evitar accidentes atrás que de buscar la meta rival. Escenario que puesto que nos encontrábamos en los octavos de final de un Mundial podía entrar dentro del guión inicial. Pero pasaron los minutos y no había reacción de los galos, que se seguían moviendo el esférico con lentitud, sin apenas mostrar intención de atacar. Incluso por momentos Nigeria logró controlar la posesión, y llegando por banda creaba peligro con centros al área. A Emenike le anularon un gol por un fuera de juego muy justo.

Las únicas opciones de Francia llegaban cuando los africanos, llevados por sus propias ganas, subían las líneas y dejaban espacios. Dos fueron las ocasiones de Les Bleus antes del descanso, ambas por la derecha y con centros de Valbuena. En la primera Enyama envió a córner una gran volea de Pogba,  y en la segunda Debuchy remató desviado por poco. Esta fue toda la historia de la primera mitad, en la que en ningún momento Francia demostró ser superior a Nigeria.

En la reanudación Deschamps probó a mover las piezas arriba. Benzema se colocó en el centro, con Valbuena a la izquierda y Giroud a la derecha. Pero nada cambió hasta que el delantero del Arsenal fue sustituido por Griezmann. El joven extremo le dio otro aire al ataque de Les Bleus, sobre todo por la intensidad con la que salió. Una pared suya con Benzema pasado el minuto 65 originó un mano a mano de Karim con Enyama, en el que primero el portero del Lille, y luego un defensa bajo palos, evitaron el 1-0.

Poco antes Matuidi se había jugado la roja al llegar tarde en una disputa con Onazi, que se tuvo que marchar en camilla, pero todo quedó en amarilla. Odemwingie probó a Lloris con otro disparo lejano, pero aparte de eso, cada vez se veía a una Francia más sólida sobre el verde. Nigeria se fue desfondando físicamente, y con los espacios en la zona central llegaron las ocasiones de Francia.

Primero un disparo al larguero de Cabaye, y posteriormente un remate de cabeza de Benzema que Enyama mandaba a córner, parecían anunciar la intención de los de Deschamps de ir a por el encuentro. En el 79′ el portero nigeriano midió mal su salida en un córner, permitiendo que Pogba abriese el marcador rematando a placer. La única mancha en el expediente de Enyama, que a los pocos minutos evitaría el 2-0 con otra gran parada en un mano a mano con Griezmann.

Nigeria fue incapaz de reaccionar, y apenas llegó a las inmediaciones de Lloris en lo que quedaba de encuentro. Ya en el descuento, Yobo se hizo el segundo en propia puerta, sentenciando el pase a cuartos de una Francia, que pese a mejorar en la recta final, dejó una sensación muy pobre.