Zoumana Camara: Un superviviente de los petrodólares parisinos

Tras el gol marcado el pasado fin de semana ante el Rennes, Zoumana Camara se ha convertido en una pieza importante en el París Saint-Germain. El jugador de Colombes lleva 337 partidos de Ligue1, en los cuales ha logrado marcar 6 goles.

Después de la llegada de los accionistas qataríes a París y la compra de las innumerables estrellas, Camara de 35 años ha pasado a un segundo plano. Marquinhos, Thiago Silva y ahora David Luiz, obviamente le han hecho sombra, sin embargo, destaca sobremanera su cualidad de trabajador y de aceptar un rol secundario en este equipo multimillonario.

Zoumana Camara en sus inicios como jugador del ASSE.
Zoumana Camara en sus inicios como jugador del ASSE.

Con ocho temporadas en el equipo capitalino, Zoumana llegó en 2007 procedente del Saint-Etienne cuando el club estaba liderado por el fondo de inversión americano “Colony Capital” y dirigido en los despachos por el publicista Alain Cayzac.

El central es el único jugador que continúa en el PSG antes de la llegada de Nasser Al-Khelaifi. El último resquicio de aquella época junto a él era Jallet, pero este verano emprendió su marcha al Olympique de Lyon. Por sus ojos han pasado cuatro entrenadores y siete presidentes del PSG, pero Camara sigue fiel a su estilo reservado. Ninguno le ha hecho cambiar su manera de ver las cosas.

En 2013 fue campeón de Ligue1 con el PSG de Carlo Ancelotti, su mayor título conquistado. Sin embargo, cinco años atrás tuvo que sufrir uno de los mayores dramas del conjunto parisino. El 17 de mayo de 2008, Camara formaba pareja de centrales con el colombiano Mario Yepes, en lo que era un partido por la salvación frente al Sochaux. Finalmente, el PSG se impuso a los de Montbeliard por 1-2, dejando atrás la enorme presión con la que se vivía ese encuentro, ya que podían haber bajado por primera vez en su historia.

A los 19 años, Papus, como le conocen en el vestuario, fichó por el Inter de Milán. Dejó atrás sus años en Ligue2 con el Saint-Etienne y fue traspasado por 1 millón de euros al conjuntos neroazurri.

 

Tras dos cesiones en el Empoli y Bastia, el Olympique de Marsella se fijó en él, donde jugaría su mejor fútbol. Sin embargo, una grave lesión en los aductores hizo tambalear su futuro internacional. Aun así, en 2001 jugó su primer y único partido con Francia, en la Copa Confederaciones de Corea y Japón, donde conseguirían el título.

Primer y único partido con Francia de Camara frente a Australia
Primer y único partido con Francia de Camara frente a Australia

Previo paso por Lens y Leeds United donde no triunfaría, su club de inicio, el ASSE, le abrió las puertas de par en par. Este hecho, le llevó a volver a dominar el centro de la zaga con “Les Verts”, lo que posibilitó años más tarde su fichaje por el PSG.

Camara es un jugador muy querido en el vestuario, se sabe de sobra la amistad que le profesa Zlatan Ibrahimovic, y el sueco le echará de menos el año que viene. Papus ya ha anunciado que colgará las botas a finales de esta temporada, pero no quiere marcharse sin levantar la Liga de Campeones, ya que a nivel nacional lo ha ganado absolutamente todo.

Ibra y Camara celebrando el título del pasado Trophée de Champions.
Ibra y Camara celebrando el título del pasado Trophée de Champions. Foto Psg.fr