Athletic Club 1-1 Olympique de Marsella: El OM, eliminado con la cabeza bien alta

El Olympique de Marsella ha dicho adiós a la Europa League tras empatar en Bilbao y haber caído con anterioridad en el Vélodrome por 0-1. Con un global de 2-1 en la eliminatoria, el equipo galo dio siempre la cara y jamás se dio por vencido.

El equipo de Míchel salió a por la eliminatoria ante la lluvia que caía en San Mamés. Probablemente, el Athletic no se esperaba la reacción del conjunto mediterráneo y pecó de confianza. Nkoudou se mostró muy incisivo en la primera mitad. La primera ocasión fue suya tras un disparo cercano a la portería de Herrerín. Minutos más tarde, Batshuayi estuvo a punto de anotar, tras un fallo defensivo en un córner; sin embargo, el guardameta vasco sacó una espectacular mano. El OM seguía al acecho de la portería del Athletic y en una contra, Nkoudou disparó al palo tras sortear la salida del portero local. Por parte del Athletic, los jugadores se quejaron de una mano de Batshuayi en el área tras tiro de Iturraspe que el colegiado decidió no pitar un penalti que fue claro. A falta de cinco minutos del final del primer tiempo, un centro de Mendy fue rematado por Batshuayi tras un error en el despeje de Laporte para así batir por fin la portería vasca. El Olympique de Marsella dio una exhibición de buen juego en esta primera mitad.

En el arranque de la segunda, el equipo de Valverde salió con más ganas. Pero la banda izquierda del Olympique de Marsella era un filón y tanto Nkoudou como Mendy se mostraron muy atrevidos durante todo el partido. Un centro-chut del lateral volvió a tocar el larguero de la portería de Herrerín. Tras esto vinieron los mejores momentos del Athletic. Un lanzamiento de falta de Susaeta fue despejada con una espectacular mano por Steve Mandanda. El Olympique de tuvo varias ocasiones claras por parte de Fletcher, mientras el equipo bilbaíno se iba quejando progresivamente de las decisiones del colegiado. No obstante, un centro de Raúl García fue rematado de cabeza por Sabin Merino en el minuto 80 de partido para poner el empate en el partido y dar ventaja al Athletic en la eliminatoria. Los últimos instantes de partido, Míchel puso toda la carne en el asador dando entrada a Alessandrini y Thauvin, pero no pudo conseguir dar la sorpresa.

Míchel: «Estoy satisfecho con la táctica empleada esta noche. Los jugadores han jugado muy bien. Hemos sido superiores».