¡La batalla ha comenzado entre Griezmann y Dembélé!

Griezmann Dembélé

Barcelona's forward Antoine Griezmann (L) and Barcelona's forward Ousmane Dembele are pictured before a football friendly match between Spanish Liga team Barcelona and English Premier League club Chelsea in Saitama on July 23, 2019. (Photo by CHARLY TRIBALLEAU / AFP) (Photo credit should read CHARLY TRIBALLEAU/AFP via Getty Images)

A pesar del abultado marcador (4-1), el Barcelona dejó síntomas todavía de algunas carencias. Apuntando a Griezmann y Dembélé, los franceses están bajo el punto de mira de la afición blaugrana, y sobre todo de su entrenador Ernesto Valverde, que esta vez apostó por el ex jugador del Atlético de Madrid junto con Messi y Ansu Fati.

En la primera mitad, Griezmann estuvo bastante perdido, no encontraba su sitio en el campo. Caído a banda, y a veces en el centro, el delantero del Barcelona no ocasionó ningún peligro para la meta del Celta. Eso sí, Messi, intentó buscarle, como lo hace con Luis Suárez, pero no hay ni punto de comparación.

En la segunda mitad, entró Ousmane Dembélé para sustituir a Ansu Fati. El ex del Dortmund dejó su mejor versión. Regates por banda derecha y por izquierda, pases hacia Messi, e incluso algún lanzamiento. El Camp Nou, de hecho, coreó su nombre. Los avisos tanto de Ernesto Valverde como de Didier Deschamps, le han hecho cambiar el chip y mentalizarse de que si no se activa, se podría perder incluso la Eurocopa con Francia.

Por su parte, Griezmann tuvo una ocasión para marcar antes de retirarse sustituido por Luis Suárez. Fue a pase de Messi, solidario con el francés, que hizo disipar las dudas sobre su mala relación. Sin embargo, el campeón del mundo todavía tiene mucho que mejorar, y conocer cómo funciona el Barcelona.

Dembélé y Griezmann, luchando por un puesto

Parece que ahora, los dos franceses, Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann van a tener que pelearse por un puesto en el ataque del Barcelona. Dos de los jugadores más caros de la historia del Barça son los que más dudas están generando a Ernesto Valverde. El técnico ya ha manifestado que no le va a temblar el pulso para dejar fuera a cualquiera de ellos dos, más concretamente señalando a Griezmann. Dembélé ya conoce el juego de su equipo, no tiene fortuna con las lesiones, ni con su regularidad, pero cuando está mentalizado, le da mucho más al equipo catalán que el propio Grizzy. El canterano del Rennes tiene desborde, rapidez, y juego combinativo. No espera que le lleguen balones, sino que los busca.

En ese aspecto, Griezmann está todavía acostumbrándose a participar en el juego. Los jugadores del Atlético de Madrid buscaban los espacios que él generaba, para darle el balón fácil. Ahora, en el Barça, es él quien tiene que colaborar en la creación de juego. Y de momento, está muy lejos de la mentalidad culé.

Todo depende de Ernesto Valverde, quien también tiene que lidiar con Ansu Fati, que está dispuesto a luchar por ocupar un lugar en el once titular ante los dos campeones del mundo con Francia. Tres jugadores para un puesto, porque Luis Suárez y Messi, son fijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *