El niño portugués de la EURO, nominado a los Laureus

Fue una de las imágenes que dieron la vuelta al mundo tras la final de la Eurocopa que ganó Portugal. Un niño, con la camiseta de la selección lusa, fue a consolar a un aficionado galo que se encontraba llorando tras la derrota de su selección el pasado 10 de julio. Actualmente, el niño de once años llamado Mathis está en la pelea por llevarse el premio como el mejor momento deportivo del año de la fundación Laureus junto a la animación de los islandeses en la Euro o los hermanos Brownlee. «Es sensible y tiene un gran corazón. Me ha dicho que ese hombre le daba pena y que no le gustaba ver a la gente llorar», ha comentado Aline Bejinha, madre de Mathis, en France Bleu.