Los franceses del Barcelona, blindados por su club

Franceses Barcelona

(L-R) Barcelona's French defender Clement Lenglet, Barcelona's French defender Samuel Umtiti and Barcelona's French forward Antoine Griezmann take part in a pre-season training session at the Joan Gamper training ground in Sant Joan Despi near Barcelona on July 17, 2019. (Photo by LLUIS GENE / AFP) (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP via Getty Images)

Antoine Griezmann tiene el protagonismo en el Barcelona, pero no en lo futbolístico, aunque el francés va mejorando. El ex del Atlético tiene el privilegio de contar con la cláusula de rescisión más elevada del conjunto catalán. Hoy, el Barça mejoraba el contrato a Ansu Fati, y ya se han conocido las cláusulas de todas la plantilla blaugrana, pero nosotros nos centramos en los futbolistas franceses.

El campeón del mundo con Francia, Antoine Griezmann, quien aterrizó el pasado verano por 120 millones procedente del Atlético de Madrid, cuenta con una cláusula de rescisión de 800 millones de euros, y un contrato que dura hasta 2024. Incluso se encuentra por encima del reciente Balón del Oro Leo Messi, quien lo protegen con 700 millones.

Por su parte, Samuel Umtiti ocupa el quinto lugar en esta específica clasificación con una cifra de 500 millones de euros y un contrato hasta 2023, al igual que su compañero en la zaga Gerard Piqué. El otro central de la selección francesa, Clément Lenglet, quien acaba contrato en 2023, cuenta con 300 millones de euros para el que quiera hacerse con sus servicios.

Su compatriota, y ahora lesionado, Ousmane Dembélé tiene una cláusula de 400 millones de euros, tras aterrizar procedente del Dortmund por cerca de 140 millones. El galo tiene un contrato hasta 2022, y se espera que pueda al menos cumplirlo si las lesiones le respetan, y el Barcelona no pierde la paciencia.

Cierra esta clasificación Jean-Clair Todibo con un contrato hasta 2023, y una cláusula de 150 millones de euros. No obstante, el ex del Toulouse es uno de los jugadores que podría abandonar la disciplina del Barça en este mercado invernal, ya que su rendimiento no ha sido el adecuado.

Con estas cláusulas, el Barcelona se garantiza la continuidad de todos sus jugadores a menos que paguen la cifra indicada, o bien, que el propio club catalán ceda en las pretensiones de los jugadores o de sus propios intereses.