A los futbolistas siempre les ha gustado estar de moda y ser unos iconos vivientes con coches de lujo, ropa de marca, novias hermosas, etc… sin olvidarse del estilo. Los grandes futbolistas siempre han tenido unos estilos particulares, que muy a menudo ha pasado por el corte del pelo. ¿Quién no recuerda el pelo de Valderrama?.

En Francia, Michael es un anónimo para el gran público, pero para los futbolistas es un artista. Su pasión de la peluquería le ha llevado a relacionarse con las grandes estrellas del fútbol galo.

Todo empezó en el 2008, después de Navidad cuando su amigo Mody lo llama desde la peluquería: Muntari, en el Inter de Milán en esa época, quiere cortarse el pelo. Michael enseguida va al salón y le hace el corte deseado por el jugador.
Como regalo, el peluquero recibe una camiseta firmada por Muntari con la promesa de invitarlo al Inter-Manchester de Liga de Campeones.
Para el joven artista es todo un sueño poder mezclar su trabajo y su pasión por el fútbol.

photo 3-2
Coquelin, jugador del Arsenal, se rapa con Michael

Pasan las semanas, y un día su amigo Mody Rapel lo llama de nuevo: Muntari necesita un corte. Los dos hombres se ven de nuevo pero esta vez en un gran palacio parisino. El jugador cumplirá con su promesa y Michael viajará a Italia para ver el partido de Liga de Campeones prometido.

Poco a poco, Michael se está haciendo un nombre entre los futbolistas. Por el intermedio de su amigo Mody, el artista peluquero se ocupa de pelar a Mamadou Sakho varias veces antes de su fichaje al Liverpool. Y poco a poco su nombre va circulando por toda la capital francesa. Varios jugadores de ma selección senegalesa pasarán por las tirejas del hombre: Pappis Cissé del Newcastle, Mame Biram Diouf, Bayal y otros cuantos jugadores.

photo 4
Papiss Cissé y Diouf en una concentración con Senegal

El encuentro con Francis Coquelin, jugador del Arsenal fue también determinante. El futbolista invita varias veces a Michael a ver sus partidos, y cada vez que pasa por París, el jugador galo pasa a ver el joven peluquero. Luego vino Florentin Pogba cuando jugaban en Sedán y su gemelo Mathias. Los dos hombred confiaron en él y desde entonces es toda la familia que Michael tiene la costumbre de ver. Así conoció a Paul Pogba, una persona sencilla y encantadora que le permitió relacionarse con la mayoría de los campeones del mundo Sub-20. Antes de salir para el Mundial de Turquía, el hombre recuerda que llegó a las 21h para cortar el pelo y se fue a las 4 de la mañana. Hoy Pogba juega con la selección suprema y Michael también se ocupa de los pelos de Gignac, Evra

Michael junto a Paul Pogba, también cliente

Hoy, sus clientes son Kurt Zouma, Umtiti, Bahebek, Nabi Sar, Nicolas Isimat-Mirin, Morgan Sanson y otros jugadores como Florian Thauvin. Una gran amistad ha nacido entre los dos hombres. Se ven y se llaman por teléfono muy amenudo.

Florian Thauvin también se une a la lista de clientes de Michael

Y cuando le preguntas por una anécdota, el hombre te dirá que sabía antes que la prensa que Ribery no iba a ir al Mundial. Michael estaba cortando el pelo en el vestuario cuando el jugador del Bayern anunció a sus compañeros que no viajaría a Brasil.

error: Content is protected !!