Robert Moreno, una apuesta arriesgada para el Mónaco

Robert Moreno

Spain's coach Robert Moreno holds a press conference at the Wanda Metropolitano Stadium in Madrid on November 17, 2019, on the eve of the UEFA Euro 2020 Group F qualification football match between Spain and Romania. (Photo by GABRIEL BOUYS / AFP) (Photo by GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)

Tras la salida de Leonardo Jardim, Robert Moreno se ha convertido en nuevo entrenador del Mónaco. El técnico español de 42 años firma hasta junio de 2022.

Ex seleccionador de España, el catalán cuenta con solo seis partidos como primer entrenador, con un balance de cuatro victorias y dos empates. No obstante, junto a Luis Enrique, ha cosechado numerosos títulos, entre ellos una Liga de Campeones y dos ligas.

«Estamos muy felices de anunciar la llegada de Robert Moreno. Creemos mucho en él y en sus capacidades de llevar al equipo al éxito. Le damos la bienvenida al Mónaco. En el nombre del presidente Dmitry Rybolovlev, debe igualmente agradecer a Leonardo Jardim por el conjunto del trabajo realizado y todos los éxitos obtenidos en estos últimos años. Leonardo y su staff han hecho lo máximo para mantener al club en Ligue1 la temporada pasada, para luego devolver al equipo a la plaza que merece en nuestro campeonato. Le deseamos buena suerte en el futuro», dice Oleg Petrov.

Robert Moreno llega a un equipo que se encuentra instalado en la séptima posición de la Ligue1 con 28 puntos. No obstante, el Mónaco va a volver a acoger a un entrenador sin apenas experiencia, como ya ocurriese con Thierry Henry. En ese momento, el galo fracasó en su intento de triunfar con el equipo del Principado, quien se encontraba en descenso, y Leonardo Jardim tuvo que regresar al banquillo. Sin duda, la llegada del ex seleccionador español es una apuesta arriesgada para los del Louis II.

Por ejemplo, el entrenador español funciona con un 4-4-2 esquema que no agradaría a los jugadores monegascos, ya que siempre han sentido predilección por el 3-5-2, con el que han conseguido más victorias. A pesar de ello, asimilar los conceptos de Moreno no debería ser tarea complicada para un equipo en el que los jugadores más experimentados tendrán que hacer valer su veteranía para que el español pueda trabajar con comodidad.

El fútbol de posesión se instalará en el Mónaco, y sin duda, no sería extraño que diese oportunidad a los jugadores que menos han contado para Jardim, como ya hiciese en la selección española. Aún así, la afición monegasca no tiene todas consigo tras el fiasco de Thierry Henry, por ello, se ha tomado como una sorpresa esta contratación, ya que sonaban otros nombres como Marcelino, Unai Emery o Laurent Blanc.