Una huelga ferroviaria amenaza el inicio de la Euro

A falta de un día para el inicio de la Eurocopa, Francia es un auténtico hervidero de revueltas, manifestaciones y huelgas con motivo de la «Loi Travail». Para el Francia-Rumanía que abre la competición todavía faltan 500 entradas por venderse y parece que no se espera que se llene debido a la huelga de transportes que afecta a las líneas B y D del RER (Cercanías) que lleva al Stade de France. Únicamente, la línea 13 de metro estaría disponible para transportar a los aficionados al estadio situado en el barrio de Saint-Denis. El Secretario de Estado de los Deportes, Thierry Braillard, ha pedido responsabilidad en estas situaciones. «Ninguna huelga es ilegítima. Ahora yo llamo a la responsabilidad. Cuando estamos en las víspera de un evento como éste, una huelga puede impedir a los aficionados ir al estadio, lo que no es normal. La imagen del país estará manchada. Hay imágenes que hacen mucho daño, algunos han herido la imagen de nuestro país», considera el político. Terrorismo, huelgas, inundaciones. Esto le espera a Francia en la Eurocopa.